Pieza del mes

Un cartel “La Verbena de la Paloma”, Pieza del Mes septiembre 2011

0 64

La verbena de la Paloma es una zarzuela con libreto de Ricardo de la Vega y música de Tomás Bretón. Se estrenó el 17 de febrero de 1894 en el Teatro Apolo de Madrid. Como era corriente en las zarzuelas lleva un subtítulo: El boticario y las chulapas y celos mal reprimidos.

Su título hace referencia a la verbena de la Paloma, una de las más castizas y tradicionales de Madrid. Esta zarzuela es una de las más reconocidas y apreciadas por el pueblo madrileño, ya que además de la referencia a la Virgen Castiza es un retrato del Madrid de finales del siglo XIX, con sus chulos y chulapas.

Se estructura en un sólo acto, dividido en tres cuadros (las zarzuelas del Género Chico suelen tener un acto y ser de corta duración). Cada cuadro tiene decorado y escenificación diferentes. En la obra aparecen personajes tan entrañables y recordados como las chulapas, el sereno, los guardias (guindillas), el tabernero, además de otros tan castizos como Don Hilarión y su amigo Don Sebastián, la tía Antonia… Todos ellos son muy característicos del viejo Madrid del siglo XIX.

La historia transcurre en el Madrid cercano a la calle de Toledo en el atardecer y noche del 14 de agosto. Susana y Casta, dos jóvenes trabajadoras de un comercio de la zona, aceptan los galanteos de un maduro boticario, don Hilarión. Julián, que está enamorado de la Susana se pone de los nervios y no ve con buenos ojos ni al viejo boticario ni sus intenciones. Llega el día de la Verbena de la Paloma y las dos jóvenes, con su mantón de Manila y un vestido de seda chiné, deciden acompañar a su anciano admirador a la verbena. Julián estará allí…

El libreto escrito por Ricardo de la Vega iba a ser compuesto por Ruperto Chapí, aunque finalmente no se hizo cargo de su composición. La obra fue de mano en mano hasta que Tomás Bretón puso música al libreto en 19 días, cuando ya se ensayaba el libro. La idea de que el músico salmantino compusiera una obra de estas características, no fue bien recibida al principio, ya que Tomás Bretón nunca había puesto música a un sainete. Pero La verbena de la Paloma resultó todo un éxito y un gran acontecimiento el día de su estreno y, sin duda, es la obra más famosa de este compositor por la que siempre se le recordará. Es la obra cumbre de nuestro Género Chico y una de las más famosas y tarareadas por los españoles.

Zarzuela conocida a nivel internacional, ya que ha sido representada en infinidad de teatros en España y en el extranjero desde que se estrenó hace más de un siglo. Posee fragmentos muy famosos y pegadizos, que han sido tarareados y silbados de generación en generación hasta nuestros días.

La verbena de la Paloma ha sido llevada al cine en tres ocasiones hasta el momento. En 1921, en 1934, y la tercera versión cinematográfica fue en 1963.

Mostramos este mes una reproducción del cartel inaugural de esta zarzuela, considerada como la obra cumbre del Género Chico.

Sobre el autor / 

Administrador

Dejar una respuesta

Debes estar registrado para comentar.

Síguenos en:

Suscríbete:

Manténgase al día con las últimas noticias y actividades del museo, ¡Inscríbete hoy!