Los collages de Pedro de las Heras en el Museo

Entre el 18 de enero y el 17 de febrero de 2019 podrá visitarse, en la Sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, de Olivenza, la exposición L’AMOR-DIENDA NO TIENE ENMIENDA, de PEDRO DE LAS HERAS.

Pedro de las Heras

Natural de Badajoz, nace en la calle Castillo, en las traseras del horno de pan de sus abuelos,  frente a la Torre de la Atalaya. En el hostal de sus padres conoce a gran cantidad de personas, de toda procedencia, oficio, clase y condición, que pudieron influir en su carácter, al igual que los sabáticos de Esperanza Segura, entre los cuales estaba el poeta Manuel Pacheco.

Aprendió a dibujar de la mano de su padre y de su profesor,  Manuel Fernández Mejías,  en la Academia Central Politécnica y en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí.

Por aquello de que “ningún poeta debía escribir un solo verso hasta que no viviera intensamente la vida” (Carta a un joven poeta, Rainer Maria Rilke), marcha a Paris en el 68, abandona la  Universidad, viste de “romano”, emigra a Frankfurt con un mono a rayas, trabaja en la vendimia francesa, trata de ordenar su mente en Formentera, vive, trabaja y expone en Barcelona y vuelve a sus orígenes después de un largo periplo. Posteriormente, marcha a trabajar a la capital del reino, donde reside cerca del Triangulo de las Artes,  y de las galerías del Barrio de las Letras. En 2004  expone en las salas que para tal fin tienen la Caja de Ahorros de Badajoz y la Excma. Diputación Provincial. Vuelve a su ciudad natal, donde sigue buscando sinergias entre los sentimientos y la razón: selecciona, analiza y ensambla fragmentos distintos para conformar una nueva realidad plástica, el collage, auténtico motor de cambio. Hasta la fecha ha expuesto en Mérida, Cáceres, Badajoz y en distintas localidades de la Autonomía Extremeña.

Esta exposición titulada  L’AMOR-DIENDA NO TIENE ENMIENDA trata de homenajear al rebelde con causa Manuel Pacheco, un “aperitivo” de cara al centenario de su nacimiento.  “La Poesía es el ministerio de la Libertad” decía.  El primer bloque de collages  se inspira en el libro de Pacheco VERSI-CULOS SATIRICOS.  El segundo se  centra en el HOMENAJE INTIMO A MANUEL PACHECO, que los “sabáticos” Josechu, Manuel Carlos y Pedro le regalan allá por los 70.  El tercero se llama  L’AMOUR ET LA PAIX. Y el cuarto insiste en aquello de que es mejor HACER EL AMOR Y NO LA GUERRA.

Pedro reflexiona sobre realidades plutónicas, distópicos tsunamis en bucle denunciados por  el  inclasificable poeta y recupera,  para la presente exposición en el Museo de Olivenza, la siguiente dedicatoria: “Manuel Pacheco a Pedro: estos poemas escritos en una sociedad de consumo donde NUNCA SE HA VIVIDO COMO SE MUERE AHORA.  En la verdad de la Poesía. Firmado, Manuel Pacheco,  en Badajoz a 18/10/77”.

La exposición ”Alentejos” muestra azulejos pintados del artista portugués José Dias

Desde el viernes 30 de noviembre de 2018 hasta el 6 de enero de 2019, se podrá visitar, en la Sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico  Extremeño González  Santana, de Olivenza, la exposición Alentejos, del artista portugués José Dias.

 

Nace en Lisboa en 1955, pero siempre ha vivido en el Alentejo, actualmente reside en Beja.

El artista José Dias

Se licenció en Artes Decorativas por la ESSE, dedicándose a la Enseñanza Secundaria y a mostrar técnicas de azulejería.

Desde 1999 se dedica a pintar azulejos, participando en diferentes ferias de artesanía.

Las técnicas empleadas son por un lado, la mayólica, pintura con óxidos y tintas sobre terracota cubierta de vidriado blanco opaco crudo; por otro, la de cuerda seca, aplicaciones de esmaltes coloridos sobre terracota de barro crudo, elaborando previamente los contornos del diseño con trazo de óxido de manganeso con óleo. Las piezas se vitrifican entre 980/1200º C.

Recientemente ha comenzado a trabajar en una nueva línea de carácter abstracto, recurriendo a diferentes técnicas.

Azulejo en técnica mixta

También realiza paneles al estilo de la azulejería tradicional lusa.

Sus azulejos, siempre diseños propios, se presentan en pequeños cuadros cuya temática se relaciona con paisajes y motivos alentejanos. Destaca su serie Janelas Portuguesas.

José Dias, como buen artesano, representa un modelo de trabajo integrado en el entorno. Sus obras, que aúnan belleza, tradición artesanal y calidad, suman al patrimonio cultural las nuevas técnicas y la innovación en los diseños.

 

El artista Enrique Jiménez Carrero vuelve al Museo con la exposición “Buenas Noches, Navidad”.

Enrique Jimenez Carrero

Desde el viernes 23 de noviembre hasta el 6 de enero, se podrá visitar, en la Sala de Usos Múltiples del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, de Olivenza, la exposición Buenas noches, Navidad, del artista extremeño Enrique Jiménez Carrero

Natural de Granadilla (Cáceres), nace un 18 de marzo de 1953, dos años antes del decreto de expropiación del término y su casco urbano en 1955. Sus últimos moradores lo abandonan en 1964.

La familia de Enrique emigra a Plasencia. En 1973, mientras realiza el servicio militar, se presenta a ingreso y preparatorio en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, estudios que termina en su homónima de San Fernando, en Madrid.

Además de pintar, ha realizado la escenografía de diversas obras de teatro, ilustrado libros y diseñado numerosos sellos para el Correo Español y emisiones conjuntas con otros países.

Su obra se encuentra marcada por dos períodos, el primero, de estilo hiperrealista, con constantes alegorías a su infancia, a la melancolía, al recuerdo de su tierra forzosamente abandonada; el segundo, a partir de 1999, deriva a un realismo más vivo, con juegos de profundidad, pintando el cuadro dentro del cuadro, con un aumento del contraste cromático y luminosidad.

Desde 1974 su obra se ha exhibido en más de 70 exposiciones individuales en museos, galerías y otros espacios culturales.

En el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, se expone Buenas noches, Navidad, en la que se reconocen dos grandes temáticas: por un lado,  la propia de Navidad como el Nacimiento, Anunciación, Adoración…, con la que reinventa a los clásicos; por otra, aquella en la que pinta lo que deseaba tener y no podía: juguetes que solicitaba en sus cartas a los Reyes Magos, zapatos, coches… Sus obras son una fiesta para los ojos y un estímulo para el espectador. Con esta exposición, el pintor se aferra al paso del tiempo, a los recuerdos, a la vez que consigue que el espectador se haga preguntas al verse sumergido en el universo mágico que crea gracias al color rojo, protagonista de todas sus obras por ser el de las emociones, reflejo de vitalidad y dinamismo, además del blanco. Enrique deja su huella personal en espejos velados, azulejos con arabescos o el realismo de la figura humana con una mirada única.

Hoy, parte de sus obras se encuentran en pinacotecas como el Museo Fuji de Tokio y los de Bellas Artes de Badajoz, Albacete, Santander, Museo Postal y Telegráfico de Madrid, así como en colecciones públicas y privadas en España, Francia,Alemania, EE.UU, México, Colombia, Inglaterra, Italia o Qatar.

Los colores del Mediterráneo en el Museo

Del 27 de octubre al 25 de noviembre de 2018, se pudo visitar, en la sala de Actividades Alternativas del Museo la exposición Los colores del Mediterráneo, de Carmen Ramón Mesado. Carmen nace en Catarroja (Valencia), en 1950. Sus primeras obras las realiza sobre sacos de arroz que llevaban al molino desu padre. En la actualidad compagina la pintura sobre seda, en pañuelos, mantones,chales, tela para vestidos, con la reproducción de azulejos de las cocinasvalencianas del siglo XVIII y XIX, cuya temática ha trasladado a la seda.

Como dice, ”Mi obra no obedece a un programa metódico, es generalmente fruto de ideas que surgen en algún momento del día (…) El color me lo da la luz del día, la tonalidad del mar, el cielo y las plantas que veo desde mi casa y para ser más sincera, los colores que me van quedando en los botes”.

Carmen Ramón Mesado 

Carmen trabaja la seda con diversas técnicas: guta, rotulador, sal, alcohol, etc. Su preferida es la guta, con la que perfila el dibujo y luego superpone capas desde las tonalidades más suaves a las más intensas, buscando el matiz final para cada parte de la obra.

Tiene predilección por los colores vivos. Por ello, utiliza mucho los tonos cálidos, como el rojo, el amarillo, el naranja y el verde. No concibe la vida sin luz, sin colores y sin felicidad, de ahí que el color negro esté guardado en un cajón.

   Buena parte de sus trabajos se encuentran en Canadá, Argentina, China, EE.UU y repartidos por toda España, donde ha realizado numerosas exposiciones.

Como se ha dicho, en el Museo Etnográfico Extremeño González Santana se puede disfrutar de esta muestra hasta finales de noviembre

Exposición de fotografías del Convento de Santa Ana de Badajoz

Entre el 5 de octubre y el 18 de noviembre de 2018, en el pasillo de la planta alta del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, pudo visitarse una colección de fotografías del Convento de Santa Ana, de Badajoz, realizadas conmemorar el V centenario de su fundación (1518-2018), así como para darlo a conocer.

Desde la segunda mitad de junio, hasta primeros de octubre de 2017, durante dos sábados al mes, el convento abrió sus puertas a un grupo reducido de visitantes.

El convento, ubicado en la Avenida Joaquín Costa nº 16, fue fundado en 1518 por Leonor Lasso de la Vega y Figueroa, hija del embajador de los Reyes Católicos en Italia, profesando sus religiosas la regla de Santa Clara.

En su iglesia se honra la imagen de Nuestra Señora de las Virtudes y del Buen Suceso.

En 1580, la reina Ana de Austria, esposa de Felipe II, quien se dirigía a la coronación de su esposo, en Lisboa, enferma y fallece en Badajoz, siendo enterrada en el coro del convento. Sus restos serían, posteriormente, trasladados a El Escorial, quedando en el lugar citado las entrañas de una criatura de 5 meses, pues se encontraba embarazada.

Carlos III le otorgó el título de Real Monasterio, reconociéndole todos los honores y privilegios que acostumbraba a dar la Casa Real.

El Monasterio destaca por sus contrafuertes y la torre del campanario. En su interior se puede admirar su claustro mudéjar, decorado con pinturas al fresco de finales del XVIII, así como numerosas esculturas, orfebrería, bordados, pinturas y mobiliario de diferentes siglos.

Su importancia le ha llevado a ser declarado Bien de Interés Cultural.

La muestra fue una nueva oportunidad de conocerlo mejor a través de la treintena de fotografías expuestas,  puestas a la venta con el único fin de hacer frente a las necesidades que deben afrontar las monjas que lo habitan.

Para más información pueden visitar la web Clarisas Santa Ana

Acogimos dos actividades del evento cultural ‘Una mirada hacia Brasil’

Eduardo Machado Macías-Naharro y João Morgado durante la presentacion de “Vera Cruz”

         Olivenza y Belmonte, localidades hermanadas desde el año 2016, comparten un nexo de unión que pasa por la llegada de la primera expedición europea a tierras brasileñas; una expedición comandada por el navegante Pedro Alvares Cabral, nacido en Belmonte, y en la que viajaba Fray Enrique de Coimbra, religioso que ofició la primera misa celebrada en Brasil, que llegó a convertirse en Obispo de Ceuta, con residencia en Olivenza, y cuyo cuerpo descansa en la iglesia oliventina de Santa María Magdalena.

Cartel exposición Padre António Vieira

Con este motivo el Ayuntamiento de Olivenza con la colaboración de varias entidades organizó el 23 de septiembre de 2018 el evento cultural Una mirada hacia Brasil, con un variado programa, y  en el que participaron el Museo Etnográfico Extremeño González Santana albergando dos de sus actividades en la Sala Baja de la Torre del Homenaje:

         A las 13,30 h. tuvo lugar la presentación del libro Vera Cruz, de João Morgado. La obra de este periodista portugués relata los pormenores de la vida del navegante portugués Pedro Alvares Cabral, así como de la expedición que llegó hasta las tierras de la Vera Cruz, hoy Brasil.

         A las 14:00 h. se procedió a la inauguración de una exposición sobre la figura del Padre António Vieira. Cedida por el Centro de Língua Portuguesa del Instituto Camões de Cáceres, esta muestra profundiza en la vida del misionero jesuita, diplomático, escritor y orador reconocido como uno de los grandes defensores de los derechos humanos de los indígenas y por su condena a la esclavitud ejercida sobre la población nativa.

Dos museos unidos por la exposición “Alfarerías extinguidas”

Tarro de ordeño o herradón. (Herrada)

El Museo de Alfarería de Salvatierra de los Barros y el Etnográfico “González Santana” de Olivenza organizaron conjuntamente la exposición Alfarerías Extinguidas presentando una selección de cien piezas de variada tipología pertenecientes, en su mayoría, a la colección del ceramólogo salvaterreño José Luis Naharro.

Barril de campo

La muestra ofreció una visión panorámica de la alfarería tradicional española tratando de explicar cómo los profundos cambios en la demanda, la llegada de nuevos materiales y las novedades técnicas producidas en los menajes han provocado una profunda transformación en la alfarería de uso que se traduce, en unos casos, en la extinción de un buen número de centros productores y, en otros, en la desaparición de formas y tipos cerámicos que han perdido su funcionalidad en el momento actual.

La exposición pretendió, al tiempo, poner en valor el trabajo en red de dos museos que entienden la importancia de colaborar para dar a conocer materiales que contribuyen a difundir los recursos culturales de nuestra región.

Esta muestra, inaugurada el 21 de septiembre, permaneció abierta al público hasta el 18 de noviembre de 2018.

Acto inaugural exposición “Alfarerías Extinguidas” (21 de septiembre 2018)

El fotógrafo Santiago Rodríguez trajo a Olivenza su exposición “A pie de calle”

El viernes, 14 de septiembre de 2018, a las 20,00 horas, en la sala de Actividades Alternativas del Museo tuvo lugar la inauguración de la exposición  A pie de calle, del fotógrafo Santiago Rodríguez.

Santiago nace en Peligros (Granada), en 1959 y desde 1987  ejerce su profesión en Badajoz, en los periódicos Hoy y Extremadura, hasta que en 1996 entra al servicio de la Excma. Diputación Provincial de Badajoz.

La muestra se compone de 50 fotografías, seleccionadas de un total de 900, realizadas entre los años 1987-1997, que se acompañan de otras tantas que se proyectarán tanto en pantalla, las más generales, como en un televisor, las referidas a Olivenza. Códigos QR, a pie de foto, remiten al soporte en papel donde se ha publicado: los diarios Hoy, Extremadura o en la revista Nuevo Guadiana.

“Santiago se convierte en portavoz visual de una década, consigue que la fotografía se transforme en documento y, por ende, en memoria”, en palabras de Martín Carrasco.

“La exposición hace revivir con fuerza nuestro pasado común”, dice Mercedes Barrado. Nos traslada a la tragedia del Chiado (1988), la caravana por la Paz en el Sáhara (1996), la riada de Badajoz (1997); a momentos duros relacionados con la droga y prostitución; a personajes de la cultura: Camarón, Wostell, Pacheco, Valhondo; a políticos: Suárez, Anguita, Mario Soares… Como dice el presidente de la Diputación de Badajoz,”A pie de calle es una caja de sorpresas”.

Tras exponerse en la sala Vaquero Poblador de la Excma. Diputación de Badajoz, ahora se puede visitar en el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, de Olivenza, hasta el 14 de octubre.

Celebramos una muestra cartográfica y un concierto de música barroca del programa “A Defesa das Portas” 2018

La Asociación Limbo Cultura celebró por tercer año consecutivo una serie de actividades enmarcadas dentro del proyecto A Defesa das Portas 2018 que, partiendo del hecho histórico de la defensa de las Puertas del Calvario por mujeres el 17 de septiembre de 1641 frente a las tropas del Conde de Monterrey, ofrecerá un variado programa de actividades, tanto culturales como de carácter reivindicativo.

El Museo Etnográfico Extremeño González Santana acogió, un año más, parte del programa propuesto, con un concierto de música barroca y una muestra cartográfica titulada Olivenza 1650-2018, exposición elaborada por la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Olivenza y que fue inaugurada el 17 de marzo ce 2018 con motivo de la I Jornada sobre Fortificaciones Abaluartadas y el Papel de Olivenza en sistema luso-español.

Entre el 13 y el 30 de septiembre pudo visitarse en la primera planta una selección de planos compuesta por 17 láminas, a través de las que se muestra la evolución de la fortificación abaluartada de nuestra ciudad desde sus orígenes hasta el momento actual.

Organizada cronológicamente en tres grandes periodos, se exhibió una completa selección de planos de la fortificación de Olivenza elaborados en diferentes momentos de su historia, y cuyos originales se conservan actualmente en diferentes archivos tanto de España como de diversos países de Europa.

La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Olivenza preparó, además, una guía explicativa en la que se recogieron las principales características de cada uno de los planos expuestos, lo que facilitará su interpretación. Tras la inauguración oficial, tuvo lugar un recorrido comentado por la muestra.

En la Sala Baja de la Torre del Homenaje también se programó el domingo 23 de septiembre, un concierto barroco titulado El contexto sonoro de un proceso político ibérico, a cargo del Grupo de Música Antigua Hexacordo

El resto de las actividades del programa incluyeron la celebración de un acto conmemorativo el domingo 16 y de la Gala Espingarda, el sábado 22 de septiembre, acto mediante el cual la asociación viene distinguiendo a personas destacadas en la lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y cuyo galardón ha recaído en esta edición en la oliventina Rosa María de la Granja Villoslada.

La exposición ”Mar y Tierra” de Pedro Castaño Gallardo visitó el Museo de Olivenza.

 

El martes 31 de julio de 2018, a las 20,00 horas, en la sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza tuvo lugar la inauguración de la exposición  Mar y Tierra, del pintor y escultor Pedro Castaño Gallardo. 

Pedro Castaño Gallardo con una de sus obras

Natural de Hornachos (Badajoz), donde nace en 1950, disfrutó de la pintura desde bien pequeño y, con el tiempo, también de la escultura.

Actualmente reside en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona), localidad en la que se celebra un  concurso de pintura rápida que lleva su nombre.

Sus obras son un homenaje a la tierra que lo vio nacer, al campo extremeño, a sus habitantes; también al lugar al que emigró, donde el Mediterráneo acapara buena parte de su temática. En ellas pone su acento en el color y la luz. Todas están cargadas de gran emoción.

Para el crítico de arte M. Losada, Gallardo es “… un inconformista con su trabajo, cada amanecer buscando nuevas temáticas y practicando nuevas técnicas y se lo puede permitir porque es un maestro”. 

Ha expuesto en numerosos museos y galerías, a la vez que ha participado en múltiples concursos y certámenes. Su obra se encuentra distribuida por diferentes puntos de Extremadura, Cataluña, otras comunidades de España, Francia e incluso Shangay…

Su extraordinaria labor difundiendo la cultura extremeña ha llevado al ayuntamiento de Hornachos a ponerle su nombre a una calle, además de otorgarle la medalla de oro de la localidad.

En el Museo podremos disfrutar de Mar y Tierra hasta el 9 de septiembre de 2018.