Se cumplen 96 años de la caída del Meteorito de Olivenza

Fragmento del meteorito de Olivenza en la colección Soto Pérez-Cortés

El jueves 19 de junio de 1924, Día del Corpus, a las 9 de la mañana, los tres hermanos Pacheco Cordero se encontraban recogiendo chícharos en la finca conocida como El Lemus, situada a unos dos kilómetros al Oeste de Olivenza cuando, de repente, escucharon tres fuertes detonaciones que les hicieron levantar la mirada hacia el cielo.

En ese momento vieron cómo se dirigía hacía a ellos a gran velocidad una gran masa ardiendo envuelta en humo blanco, pero cuando se encontró a poca distancia, realizó un extraño giro que desvió su trayectoria cayendo a unos cinco metros de donde se encontraban, gracias a lo cual, salvaron sus vidas.

El impacto del meteorito generó diversos fragmentos dispersos no solamente alrededor del cráter sino también por otras fincas colindantes.

Dª Mª Victoria Engo Morgado volvió a visitar el Museo el 16 de junio de 2020

Hoy, 19 de junio de 2020, se cumplen 96 años de este acontecimiento. Para conmemorarlo, mostramos por primera vez este documento, una carta mecanografiada, donada por Dª Mª Victoria Engo Morgado en 1992 y fechada el 3 de julio de 1924.

En ella, D. Luis Cubillo, Director General del Instituto Geográfico del entonces Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, agradece a D. José Engo y Núñez, Capitán Encargado de la Primera Zona Pecuaria de la Sección de Olivenza, el envío de «… un paquete conteniendo dos trozos del aerolito caido [sic] en Olivenza el 19 del mismo mes».
Uno de esos fragmentos se conserva en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.

Agradecemos una vez más a Dª Mª Victoria, quien ha vuelto a visitarnos recientemente a sus 95 años, su generosidad.