Antonio Viera ofreció una versión artística de la mujer rural a través de sus esculturas

Imagen de la entrada

Vendedora de setas y espárragos

A lo largo de los siglos la mujer ha desarrollado múltiples labores, tanto en el ámbito familiar como fuera de él. La mayoría de las 28 salas de nuestro Museo, de una manera o de otra, nos permiten constatar su aportación como niña, adolescente, casada o viuda.

Basta dejarse llevar por lo que nos pueden contar algunas de las más de 5.300 piezas expuestas a lo largo de las salas de este Museo. Como dijo Saramago, “… muchas veces actuamos como ciegos, ciegos que pueden ver, pero que no miran…”.

Imagen de la entrada

Lavandera

Del 8 al 20 de marzo de 2022, y sumándonos a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en la sala de Actividades Alternativas de nuestro Museo, se pudo disfrutar de 11 esculturas, realizadas con material reciclado, y que viene al unísono con el lema de este año para este día: Igualdad de género hoy para un mañana sostenible. De algunas de ellas, obra de Antonio Viera López, se hicieron breves comentarios, subidos nuestras redes sociales, con el fin de recordar las diferentes labores que ha desarrollado la mujer: como madre, en los negocios, en el campo, como segadora, recolectora…

Imagen de la entrada

Antonio Viera durante una salida campestre

El artista propuso mirarlos con otros ojos para poner en valor a la mujer y madre, principio creativo de tanto que nos ofrece este mundo.

Antonio Viera López, ingeniero técnico y profesor de secundaria jubilado, ha dado vida a todo lo que permanece en su retina y memoria, fruto de sus años de vivencia en Villanueva del Fresno, donde miraba a las mujeres por la calle, de casa en casa, vendiendo peces, espárragos, gurumelos, miel, recogiendo la mies, lavando en la fuente…