Category Fondos museográficos

COLABORAMOS EN UN TALLER DE COMUNICACIÓN INTERGENERACIONAL

En el Patio de Armas del Museo, niños y niñas del Campamento Espacio Educativo Saludable de Olivenza han compartido en la mañana de hoy, con residentes de Caser  Residencial Olivenza, diferentes experiencias. Han conocido de primera mano el origen, características y utilidad de algunos objetos que formaban parte de su día a día.

Un brasero, un cántaro, un candil,  un molinillo de café, una máquina de escribir, una palmatoria, una jofaina o una fiambrera de corcho son algunos de los objetos que han servido para intercambiar divertidas conversaciones y anécdotas.

Chicos y chicas colocados en el centro, de uno en uno, y después de presentarse, han elegido un objeto de los seleccionados por el Museo y lo han acercado a uno de los residentes preguntándole su nombre y función, despertando en ellos recuerdos y muchas anécdotas.

La actividad ha concluido con un aplauso de todos y una foto de grupo de los asistentes a la actividad.

Durante unas horas compartimos nuevos saberes y mucha, mucha felicidad.

Objetos seleccionados para la actividad

Uno de los niños participantes muestra un objeto a uno de los residentes

Nueva incorporación al espacio expositivo

Taladro de lañador

 

 

Los fondos de nuestra Sala de Cerámica se han incrementado con la incorporación de  una curiosa pieza donada por D. Natalio Sández Silva, de Olivenza. Se trata de un taladro de lañador, llamado así porque ponía lañas o grapa de hierro que se utilizaban para unir las partes rotas de algún cacharro de barro o loza fina.

Se hacía un orificio en cada lado de la fisura y se  introducía la grapa que, una vez tensada y con la aplicación de cal grasa que fraguaba rápidamente, permitía el uso normal de la pieza. Los orificios para colocar las grapas o lañas se hacían con este taladro, también llamado de inercia, porque su uso se basa en la fuerza del giro que permite enrollar y desenrollar con mínimo esfuerzo, como ocurre con un yo-yo, consiguiendo la perforación perfecta.

Dicen que los trabajos lañados duraban toda la vida, y si volvían a romperse, no lo hacían por la grieta lañada.

Desde el Museo queremos expresar al donante nuestra generosidad

La estela de Monte Blanco en el catálogo de una exposición celebrada en Italia

Estela de Monte Blanco

Desde el 10 de noviembre de 2017 y hasta el 8 de mayo de 2018 permanecerá abierta la exposición Pietra, Carta, Carbone, I frottages di Ernesto Oeschger ed Elisabetta Hugentobler  (Piedra, Papel, Carbón: los frottages de Ernesto Oeschger y Elisabetta Hugentobler) en el Área Megalítica de Saint-Martin-de-Corléans, organizada por el Departamento de Educación y Cultura de la Región Autónoma del Valle de Aosta (Italia)

La exposición muestra una colección de 26 representaciones gráficas de estelas megalíticas procedentes de toda Europa, creadas a través del frottage (frotamiento, en francés), una técnica fundamental para la investigación arqueológica que calca la superficie de la piedra con papel de seda, carbón o papel carbón.

Estela de Monte Blanco según P. Bueno y F. Piñón

Ernesto Oeschger es un artista independiente y multidisciplinar de la región de Basilea (Suiza), que ha explorado a través de su obra técnicas tan diversas como la  orfebrería, escultura y fotografía. Ha dedicado más de tres décadas a perfeccionar la técnica del frottage, a través de petroglifos, especializándose en estelas guerreras.

Elisabetta Hugentobler es una reputada ceramista experta en trabajos de torno y uso de esmaltes, que comparte con Oeschger su pasión por los grabados rupestres y con el que viene colaborando desde finales de los años sesenta documentándolos en Italia, España, Francia, Suecia o el Sáhara Argelino

La estela de Monteblanco es una losa del finales del Bronce Final hispano (ss. VIII-IX a. C.) custodiada en la Sala de Arqueología del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza y en la que aparecen esquematizadas, entre otras, las figuras de un guerrero y elementos rituales como un espejo, un carro, un escudo o una lanza.

Las tablas renacentistas atribuidas a Gregório Lopes vuelven al Museo tras su restauración

En la mañana del sábado 27 de enero llegaron al Museo, desde el taller de Enrique Moraza Molina en Jerez de la Frontera (Cádiz) y tras un minucioso proceso de restauración las dos tablas del siglo XVI propiedad del Arzobispado de Mérida-Badajoz en depósito en la Sala de Arte Sacro desde 1991. Ambas pinturas, tras su preparación y embalaje, habían salido del Museo el pasado 11 de septiembre para su recuperación por resolución de la Secretaría General de la Presidencia de la Junta de Extremadura, siguiendo sus directrices de recuperación del patrimonio museístico,  contando con el pertinente certificado de disponibilidad y autorizaciones del Arzobispado.

Un momento del traslado de las tablas

La intervención ha consistido en la limpieza en profundidad, consolidación y reintegración de la pintura de estas dos obras que se encontraban en muy mal estado de conservación debido al deterioro provocado por el paso del tiempo y a los cambios termohigrométricos sufridos,  además de presentar grietas, desgastes, roces golpes, repintado y señales de ataque de insectos xilófagos (carcoma).

Ambas obras se atribuyen al pintor Gregório Lopes (1490-1550), pintor de cámara de los reyes D. Manuel I y D. João III hacia 1540, perteneciente a la llamada pintura portuguesa de la Boa Época. Junto con Vasco Fernandes y el Maestre de Lourinhã fue uno de los más importantes y destacados pintores del renacimiento portugués.

La Resurrección de Lázaro

Según la opinión de algunos expertos estas dos pinturas, La Resurrección de Lázaro y El Tránsito de la Magdalena, fueron ejecutadas entre los años 1545 y 1550, y podrían haber formado parte de un primitivo retablo situado en el altar mayor de la iglesia de Santa María Magdalena. Según el profesor Vítor Serrão, al menos una de las obras (La Resurrección de Lázaro) podría atribuirse al pintor portugués.

El Tránsito de la Magdalena

Ha participado en los trabajos de recuperación de las tablas, que se han prolongado durante cuatro meses, el afamado restaurador extremeño Isaac Navarrete Álvarez, consumado especialista nacido en Badajoz y afincado en Jerez de la Frontera que cursó sus  estudios y especialización en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla. Navarrete ha devuelto su esplendor a múltiples joyas del arte extremeño como los retablos de las iglesias de Medina de las Torres, Ceclavín, Monroy,  Casar de Cáceres y el retablo de la iglesia de San Miguel de Jerez de los Caballeros, así como la imagen de la Virgen de Bótoa en 2012.

Una vez recibida la documentación e imágenes, las tablas serán protagonistas de una exposición en las que se describirán las diferentes fases del proceso.

Con la restauración de estas dos obras de arte se recupera parte del patrimonio artístico oliventino y extremeño.

Las vitrinas de las Salas de Indumentaria y Juguetería estrenan iluminación

La nueva iluminación permite al visitante apreciar mejor los detalles de los objetos

Dentro de la línea de mejoras emprendidas en las salas de exposición permanente, y con cargo a los presupuestos generales del Consorcio, se ha instalado durante el pasado mes de junio un sistema de tiras de led sobre pletina de aluminio en las Salas de Juguetería e Indumentaria del Museo.

La instalación, a cargo de la empresa oliventina Electroluma,  además de permitir apreciar los detalles de juguetes, vestidos y complementos, apenas produce efectos caloríficos adversos, que serían perjudiciales para la correcta conservación de materiales tan delicados como textiles, madera y hojalata litografiada.

Esta medida ha sido valorada muy positivamente por todos los visitantes

Una selección de nuestras piezas en una exposición organizada por el Museo del Vino de Almendralejo

Díptico del VI Mayo Enológico

El Museo de las Ciencias del Vino y la Asociación Históricos de Almendralejo han emprendido juntos la VI edición del Mayo Enológico, que surgió con el afán de prolongar a lo largo de todo el mes de mayo un espacio dedicado al vino que comienza con las Jornadas de Viticultura y Enología de Tierra de Barros.

Esta nueva edición, presentada el pasado 5 de mayo tiene como tema Vino y Romanticismo, con el fin de unir todas las actividades programadas.

Con motivo de la exposición Mesa popular y mesa burguesa en torno el Romanticismo,el Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza ha cedido en préstamo piezas de mobiliario, vajilla, cerámica y cubertería del siglo XIX exhibidas junto a fondos pertenecientes al Museo de Alfarería de Salvatierra de los Barros.

Además de la exposición el Mayo Enológico ha celebrado varias actividades como presentaciones de recetarios, conferencias y recitales de poesía.

El jueves 25 de mayo tendrá lugar el acto de clausura en el Museo de las Ciencias del Vino

La Asociación ‘Limbo Cultura’ dona una cartilla de racionamiento

Este mes de marzo, el Museo Etnográfico Extremeño González Santana ha recibido la generosa donación de una cartilla de racionamiento por parte de la Asociación Limbo Cultura de Olivenza.

Las cartillas de racionamiento son uno de los elementos más característicos de la posguerra en España. Una orden Ministerial del 14 de mayo de 1939 estableció un régimen de racionamiento en el país para los productos básicos de alimentación y de primera necesidad. Para llevarlo a cabo se crearon dos cartillas de racionamiento, una destinada a la carne y otra al resto de productos alimenticios.. Además, también se establecieron varios grupos: hombres adultos, mujeres adultas y personas mayores de 60 años (con el 80% de la ración de los hombres adultos) y niñas y niños menores de 14 años (60%).

En un principio las cartillas eran individuales, pero en 1943 pasaron a ser familiares. De hecho, la asignación de productos podía variar en función del trabajo o cargo del cabeza de familia, por lo que las clases más altas tenían acceso a más alimentos y productos básicos. Este sistema estuvo vigente hasta mayo de 1952, cuando las cartillas desaparecieron para los alimentos. Y es que durante estos casi 15 años el sistema demostró ser de muy mala calidad  y dio origen al estraperlo y a la venta ilegal de estos productos en el llamado ‘mercado negro’. El ejemplar donado al Museo procede de Badajoz y está datado en 1952.

Desde el Museo queremos agradecer a Limbo Cultura su generosidad

 

Asistimos en Badajoz a la inauguración de la exposición dedicada al escultor Luis Martínez Giraldo en el MUBA

Panel escultórico "La Filarmónica", una de las piezas emblemáticas de la exposición

Panel escultórico “La Filarmónica”, una de las piezas emblemáticas de la exposición

Busto en terracota del oliventino Juan Rodríguez

Busto en terracota del oliventino Juan Rodríguez, propiedad del artista

El Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA) rinde homenaje al escultor de Barcarrota afincado en Badajoz Luis Martínez Giraldo con una exposición que reúne más de 60 obras de su dilatada carrera, que inició en los años 70. En la inauguración de la muestra, ayer, acompañaron al autor el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, y el alcalde de la ciudad Francisco Javier Fragoso y la Directora del Muba, María Teresa Rodríguez así como una nutrida representación de medios de comunicacion, familiares y amigos.

En la exposición se pueden ver algunas de sus series, como Síntesis, Cabaret y Carnaval, así como maquetas y reproducciones de sus obras más representativas como Los Tres Poetas. El catálogo de la muestra ha sido coordinado por el profesor de la UEX. Moisés Bazán, en colaboración del propio autor.

Nuestro Museo ha cedido para la muestra un relieve dedicado a La Filarmónica de Olivenza, y una escultura de Godoy en resina, habitualmente ubicadas en la Sala de Música y la entrada al Museo respectivamente. También figura entre las obras de la exposición un busto del oliventino Juan Rodríguez, propiedad del escultor

Dos esculturas de Martínez Giraldo formarán parte de una exposición dedicada al artista por el MUBA

Traslado de la estatua de Manuel Godoy

Traslado de la estatua de Manuel Godoy

Del 14 de febrero al 16 de abril de 2017 permanecerá abierta al público una exposición monográfica dedicada a la obra del escultor Luis Martínez Giraldo, organizada por el Museo de Bellas Artes de Badajoz, para la cual se han solicitado en préstamo al Museo Etnográfico Extremeño González Santana dos de sus esculturas: un relieve dedicado a la Banda de Música La Filarmónica (1991) , y una escultura de Manuel Godoy (2009).

Luis Martínez Giraldo (Barcarrota 1948) inició su carrera artística como alumno en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí en el año 1966, en la que  permaneció durante ocho años, recibiendo clases de Isauro Collado. En 1987 volvió a la escuela como profesor y en 2002 fue nombrado director, compaginando desde entonces la creación artística, la docencia y el cargo de director.

Además de su larga trayectoria en la escuela, Giraldo realiza multitud de esculturas entre las que destacan las que permanecen visibles en la ciudad de Badajoz como la obra de Manuel Godoy, situada en la rotonda de la plaza Minayo  cuya réplica fue regalada al Ayuntamiento de Olivenza, que lo depositó en el Museo; la Diosa de la Fortuna, ubicada en el interior del Gran Casino de Extremadura o la escultura de la rotonda de los tres poetas de Badajoz.

 

 

Belenes propiedad del Museo viajan a Elvas para la muestra ‘Presepios’

Uno de los belenes del Museo de Olivenza en la exposición de Elvas

Uno de los belenes del Museo de Olivenza en la exposición de Elvas

Un total de cinco belenes pertenecientes a la colección del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza y mostrados habitualmente en su Sala de Arte Sacro han sido trasladados temporalmente al Museu Municipal de Fotografía João Carpinteiro de la vecina localidad portuguesa de Elvas junto con varios ejemplares de la colección particular de D. Francisco González Santana, fundador y primer director del Museo,  para dar vida la exposición Presépios, que esta institución celebra del 8 de diciembre de 2016 al 7 de enero de 2017. La muestra se complementa con algunas ampliaciones a escala de estampas de la exposición Venite Adoremus, celebrada en 2015 en Vilaviçosa y en 2012 en Olivenza.

En acto inaugural, que contó con la presencia de varios grupos musicales locales, estuvieron presentes en Director del Museo, Dr. João Carpinteiro, el Presidente de la Câmara Municipal de Elvas, Excmo. Sr. Nuno Mocinha y en nombre propio y en representación del Museo de Olivenza su fundador y primer director D. Francisco González Santana.

Tras el acto se procedió a la entrega de diplomas a todas los colaboradores en el montaje de la exposición.

Con este préstamo temporal, el Museo de Olivenza pretende mantener abierta la línea de colaboración con otros centros museísticos de uno y otro lado de la Raya.