Archivo noviembre 2017

Órgano Portativo o Realejo, Pieza del Mes de diciembre 2017

También conocido como órgano positivo, de realejo u organino.

Originario de Alejandría, donde se conoce en el siglo III a. C., en el II d. C. se había convertido en un instrumento principal del mundo romano, utilizado en teatro, juegos, circo, banquetes… En el siglo X, y a través de Bizancio, fue reintroducido en Europa. Su uso se generalizó entre los siglo XIII y XIV, siendo frecuente usarlo en procesiones, por lo que se transportaba en andas.

En la sala de arte sacro se localiza uno de estos órganos, cuyas dimensiones son 269 cms de alto, 126 cms de largo y 91 cms de ancho. Fue fabricado en 1776 por el organero italiano Pascale Caetano Oldovini, según se recoge en una inscripción de su consola. Este maestro, figura relevante en la historia del órgano portugués, dejó su impronta en Évora, Faro, Beja, Elvas y Olivenza.

Detalle del teclado

El instrumento se aloja en una caja de madera de dos cuerpos; en el superior, cerrado por dos puertas, se dispone el flautado; debajo se localiza el teclado con 45 notas y un total de ocho registros. En el inferior se halla el fuelle del que arranca un pedal que lo acciona. Sobre éste se colocaba un peso para que la salida del aire fuera constante.

Las cajas y puertas están decoradas con molduras geométricas y motivos vegetales en dorado.

Dicho órgano, propiedad del Arzobispado de Mérida Badajoz, se encuentra  en calidad de depósito en nuestro Museo desde 1991. Su ubicación original fue la tribuna del coro de la iglesia parroquial de Santa María de la Asunción o del Castillo. Se encuentra en mal estado de conservación, con los tubos bastante deteriorados.

La inscripción de su consola nos permite conocer no sólo su fecha de construcción, sino también sus reparaciones. De ello da cuenta Carmelo Solís Rodríguez en su artículo “Órganos y organeros en Olivenza”: fue limpio y afinado por don Carlos Rigolli  (italiano), en el año 1866, siendo organista D. Francisco Espadiña. Fue afinado y forrado el teclado de marfil, por Manuel Medrano, en el año 1915, siendo organista Domingo Méndez Gómez. Fue reformado, sustituyendo los registros=Corneta=Docena y 2 llenos, por el=Octava=Flautín y Flautado 2º, por D. Juan Calles y (roto) en el año 1933

Nuestro compañero José Manuel Macías Castro, Premio ‘Escúchame’ al Trabajador del Año 2017

José Manuel en 2015 con un grupo de escolares en la actividad Tod@s Iguales, Tod@s Diferentes

Durante el transcurso de una gala celebrada el martes 28 de noviembre de 2017 en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Mérida, fueron entregados los premios ¡Escúchame!, programa de Canal Extremadura Televisión líder en información relativa a las personas con discapacidad, los colectivos que les dan apoyo y sus representantes en nuestra comunidad autónoma. Con estos galardones el equipo del programa quiere reconocer la colaboración de las personas con discapacidad en el desarrollo del programa, así como el esfuerzo por construir una Extremadura diversa, plural y tolerante.

L@s galardonad@s posan tras la gala

El Premio al Trabajador con Discapacidad 2017 fue otorgado a José Manuel Macías Castro, joven con diversidad funcional intelectual nacido en Madrid, pero vecino de Olivenza desde hace más de siete años que ha trabajado en el Museo Etnográfico Extremeño González Santana  de Olivenza, primero con una beca laboral en 2015 y luego a través de un convenio suscrito con el Consorcio en 2016, ambas acciones promovidas por Fundación CB, uno de cuyos objetivos es la inserción laboral de las personas con discapacidad.

José Manuel con su familia y compañeros de AEXPAINBA

Además de sus labores de apoyo en el área administrativa, José Manuel fue promotor y protagonista del proyecto Tod@s Iguales, Tod@s Diferentes, que a través de visitas guiadas y una pequeña charla informativa, trató de sensibilizar a los escolares sobre la necesidades de las personas con discapacidad en el entorno educativo.

Tras la entrega José Manuel, que trabaja actualmente como funcionario de la Consejería de Cultura e Igualdad en Badajoz, quiso compartir el premio con su familia y muy especialmente con su novia, Macarena.

Desde el Museo sus compañeros queremos expresarle nuestra más sincera y cariñosa enhorabuena,

Fotografías del reportero gráfico Martín Santos Yubero en la exposición ‘Navidad en Imágenes’

Entre el 1 de diciembre de 2017  y el 7 de enero de 2018  podrá visitarse en la Sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza la exposición  Navidad en Imágenes.

Cartel de la exposición ”Navidad en Imágenes”

La muestra se compone de más de medio centenar de fotografías, pertenecientes al Fondo Fotográfico de Martín Santos Yubero, actualmente custodiado en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid.

Se trata de imágenes costumbristas en blanco y negro impregnadas de espíritu navideño, a través de las cuales se puede conocer la forma en la que se vivía la Navidad en la Comunidad de Madrid entre 1930 y 1970.

Los niños y niñas de la época, protagonistas de gran parte de las instantáneas, aparecen comprando figuritas para sus belenes o tocando la pandereta y la zambomba por las calles, en las que pueden verse puestos navideños de venta de dulces, pollos y pavos, reflejo de una España todavía rural y atrasada.

Los Reyes Magos y los escaparates de juguetes acaparan también buena parte de esta colección de imágenes, algunas  tan  entrañables como la de huérfanos de la inclusa recibiendo regalos de la Beneficencia o del Sorteo de la Lotería de Navidad.

MARTÍN SANTOS YUBERO (1903-1994)

Fotógrafo madrileño considerado uno de los grandes reporteros gráficos de la guerra y, sobre todo, de la postguerra española. Con su cámara registró miles de escenas de la vida cotidiana de la España franquista y en particular de Madrid.

Se inició como aficionado con una Kodak de cajón, que posteriormente sustituyó por una cámara para reportajes periodísticos, una Rodeston alemana de gran formato.

Trabajó para periódicos y revistas tales como El Imparcial, La Nación, ABC, Estampa, Diario de Madrid, diario YA y Luz.

Autorretrato Martín Santos Yubero

A finales de la dictadura de Primo de Rivera, Santos Yubero creó una agencia de distribución de fotografías para medios nacionales e internacionales con los hermanos Benítez Casaux. Cuando finalizó la guerra civil obtuvo un nuevo carnet de prensa y comenzó a dirigir los servicios fotográficos del diario YA, tarea que desempeñó hasta 1975.

La obra de Santos Yubero no sólo refleja los grandes hechos históricos. En sus fotografías encontramos representaciones de la vida diaria de Madrid, sus celebraciones y lutos, el bullicioso enjambre popular de sus espacios públicos, el mundo de la farándula, el deporte y el espectáculo, la vida de sus cafés y ateneos…

A lo largo de su vida fue galardonado con diversos premios, distinciones y condecoraciones. Una de sus preocupaciones era que sus archivos perduraran en el tiempo, por lo que desde su inicio se preocupó de su custodia, ordenación y documentación, ayudado por dos sobrinas y con la colaboración del fotógrafo Gabriel Carvajal.

 

 

 

Fotografías de Manuel Mata Atuse y relatos de Noemí Valiente Sánchez se dan cita en la exposición ‘Un lugar llamado mundo’

Manuel Mata Atuse y Noemí Valiente Sánchez

El Museo Etnográfico Extremeño González Santana  de Olivenza acoge del 21 de octubre de 2017 al 7 de enero de 2018 la exposición “Un Lugar llamado Mundo”, una original instalación compuesta de imágenes y palabras.

Cada una de las fotografías se apoya en un microrrelato que da pistas para que los visitantes puedan descubrir una historia única y sorprendente.

Los autores tratan de conseguir la participación del público, buscan espectadores activos que den un paso más y pongan parte de sí mismos en la visita. Para ello la propia exposición alberga un concurso. Los visitantes podrán participar y, si han estado atentos, llevarse a casa una de las fotografías de la muestra.

Son imágenes de diversas ciudades, como Oporto, Lisboa o Roma, que tratan de alejarse de la típica imagen de postal. Los artistas callejeros cobran una especial importancia en la muestra ya que el autor considera que son los rincones cambiantes y la expresión de arte en la calle lo que convierte a las ciudades en un ser vivo y no en un simple decorado.

Los relatos usan la simbología para reforzar la carga argumental. Además, estos símbolos utilizados sirven para unir unos relatos con otros y a la vez son el nexo con las fotografías. Cobra especial importancia la simbología circular que transmite la idea de que en cualquier momento se puede empezar de nuevo.

La exposición ha cosechado un notable éxito en lugares como “La Casa de las Conchas” de Salamanca, “El Episcopio” de Ávila o “El Palacio de la Isla” de Cáceres.

Manuel Mata se dedica a la ingeniería civil y ha desarrollado de forma paralela una interesante y premiada trayectoria en el campo de la fotografía. Afronta el oficio del fotógrafo como una forma de estar en el mundo, de atravesar la vida y de que ésta permanezca.

Su fotografía persigue detener la realidad por un instante para poder mirarla de infinitos modos.

Noemí Valiente es de Ávila. Escritora de profesión y vocación compagina una gran actividad literaria con su trabajo como ingeniera civil. Escribir es su modo de descifrar la vida, de reinventarla.

Ha sido premiada en varios concursos de relatos. En 2013 publicó la novela “Encuentros con la casualidad” que ha tenido una excelente acogida de público y crítica y ha sido recomendada por la Premio Planeta Espido Freire. Esta novela está disponible en todas las bibliotecas públicas de Ávila.

El Museo colabora en el proyecto ‘Arte en Común’

Las artes visuales resultan a veces de difícil acceso para públicos no especializados en la materia. El hermetismo y excesiva solemnidad de los espacios dedicados a la exhibición de Arte Contemporáneo amplían la brecha entre éste y el gran público.

Díptico exposición ‘Lugares Comunes’

Arte en Común, cuyo objetivo es precisamente facilitar ese encuentro entre el Arte y el público, es un proyecto vinculado al conocimiento y divulgación del arte a través de nuestro pasado histórico-artístico y etnográfico, generando espacios comunes en los que convivan lenguajes tradicionales y contemporáneos.

Se propone aludir a la memoria cultural colectiva y al patrimonio histórico para acceder, de la mano de artistas locales en activo, a nuevas creaciones que reinterpreten la cultura tradicional con lenguajes artísticos contemporáneos.

Arte en Común está organizado por la Asociación de Gestores Culturales de Extremadura y financiado por el Área de Cultura, Juventud y Bienestar Social de la Diputación de Badajoz.

En Olivenza el proyecto se materializará con la celebración de una serie de actividades como la exposición Lugares Comunes, del artista local Augusto Andrade en el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, del 17 de noviembre de 2017 al 7 de enero de 2018. Esta muestra busca recuperar la relación entre el Arte Contemporáneo y el gran público a partir de espacios más cercanos y reconocibles para el espectador, con el fin de generar lugares comunes en los que convivan tradición y actualidad.

Programa de actividades ‘Lugares Comunes’

(El rapto de) Europa II, instalación en la Casa Labriega del Museo

Augusto Andrade, artista visual licenciado en BB.AA. por la Universidad de Sevilla y doctorado Cum Laurde por la Universidad de Extremadura en la Facultad de Eduación, combina trabajos puramente artísticos con otras labores que hibridan arte, educación y emprendimiento. Ha expuesto en diferentes concursos como el certamen de pintura Grúas Lozano, de Sevilla o el concurso de pintura Eugenio Hermoso, de Fregenal de la Sierra, entre otros. Su obra aparece iguaomente en diferentes colecciones nacionales como la Galería Margarita Albarrán, la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, la Confederación de Empresarios de Cádiz o la Diputación de Badajoz.

La muestra ha sido comisariada por Julio C. Vázquez Ortiz, gestor cultural y cofundador de la empresa Lanzarte, dedicada a gestión cultural especializada en artes visuales, desde donde lleva a cabo labores de coordinación de exposiciones, así como de proyectos artísticos relacionados con la socialización y arte público. Desde el tercer sector, afronta su labor como miembro de la directiva de AGCEX (Asociación de Gestores Culturales de Extremadura), así como presidiendo AVAEX (Artistas Visuales y Asociados de Extremadura)

Obra de la serie In-Tendere en la Sala de Música

El Museo Etnográfico de Olivenza se convierte en el escenario idóneo sobre el que intervenir, apoyándose en la obra de Andrade, quien trabaja lenguajes plásticos contemporáneos partiendo de estéticas provenientes de la tradición transfronteriza.

La exposición genera un relato actual sobre diferentes aspectos de la sociedad contemporánea, en relación directa con las piezas y recreaciones del propio museo, favoreciendo así la relación horizontal entre arte y espectador.

La programación incluirá visitas guiadas monográficas, tanto a la exposición como al estudio del artista (open studio) y el taller ¿Eso es Arte? que tratará de iniciar en el arte contemporáneo a los alumnos-as de los centros de educación secundaria de la Comarca de Olivenza.

Arte en común estará presente, además de Olivenza, en las localidades de Alconchel, Almendral, Barcarrota, Cheles, Higuera de Vargas, Táliga, Torre de Miguel Sesmero, Valverde de Leganés, Villanueva del Fresno y Badajoz.

El escritor José Alfonso Romero P. Seguín presentó en el Museo su obra “La hija del Txakurra”

El  jueves 9 de noviembre de 2017 en la Sala de Conferencias José María Gaitán Rebollo, del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, tuvo lugar la presentación del libro La hija del Txakurra, escrita por José Alfonso Romero P. Seguín.

José Alfonso Romero P. Seguín

José Alfonso nace en Marcelín-Ríos (Ourense), en 1959. En palabras suyas, ”…crecí culturalmente en los márgenes de nadie, donde vibra la poesía, lo que me lleva a la suprema hambre de la literatura(…)En lo literario me encuentro influido por todos aquellos autores en los que habita la palabra, el pensamiento”. La literatura ha sido para él una válvula de escape.

Cubierta ‘La hija del Txakurra’

Ha cursado estudios de Filosofía y Psicología. En la actualidad escribe en el Diario de Arousa, el Ideal Gallego y Diario de Ferrol.

La hija del Txakurra, que salió a la venta en 2015, y va por su cuarta edición, es el resultado de más de 20 años de reflexión de su autor, quien estuvo destinado como Guardia Civil en el País Vasco en los años ochenta, cuando contaba 19 años.

El libro se compone de 14 relatos en los que se entrelazan atentados reales de ETA con historias ficticias cargadas de sensibilidad. Los protagonistas muestran las terribles heridas que, en el alma humana, dejó una violencia que, a ojos del escritor, nunca justificó destrozar proyectos de vida,  familias y dejar traumatizada a una sociedad que vivía en la dictadura del terror. José Alfonso se vale de su experiencia para saldar una deuda con quienes sufrieron, directa o indirectamente, los atentados. Es por ello que se pone en la piel de la viuda de un Guardia Civil, en la de la hija de un txakurra, en la de un entrenador de fútbol infantil, en la  del dueño de un bar… Toda esta descarga emocional acabó apartando al autor del cuerpo y aún, hoy día, arrastra las consecuencias de haber vivido entre el miedo y el dolor

José Alfonso nos invita a conocer la historia de ETA desde otra perspectiva, aquella en la que se llega a despojar a los agentes de toda humanidad. También se muestra crítico con el aparato del Estado.

En la presentación, el autor estuvo arropado por D. Manuel José González Andrade, alcalde de Olivenza, D. Francisco Villalobos, filósofo, y por el director del Museo, D. Miguel Ángel Vallecillo Teodoro.

Con la proyección de ‘Luto’ se clausuró el ciclo de actividades ‘Temos cá, ‘temos lá’

El sábado 4 de noviembre a las 17:00 h. concluyó el ciclo de actividades ‘Temos cá, ‘temos lá con una proyección y cinefórum en la Sala de Conferencias José María Gaitán Rebollo’ del Museo Etnográfico Extremeño González Santana.

Luto es un documental realizado en 2011 por la olliventina Mila Rodríguez (Mila Gritos) en el que, a través de los testimonios de mujeres y hombres de Olivenza, se ofrecen diferentes visiones sobre el fin de la vida, siempre bajo el hilo conductor de lo cotidiano, con una exquisita fotografía y montaje de Félix Méndez.

A través de las palabras de Isabel, Francisco, Augusto, Maruja, Manuel… descubriremos los lutos de antaño y las distintas actitudes a la hora de enfrentarse a la muerte y aceptarla como parte indisoluble de la vida

El documental fue precedido del corto Breve Delirio de lo Efímero, realizado especialmente para la ocasión por la propia realizadora con Hélène Larralde e Íñigo U.

Tras la proyección tuvo lugar un pequeño cinefórum.

Desde el Museo y Limbo Cultura queremos agradecer la magnífica acogida que han tenido todas las actividades programadas y muy especialmente el patrocinio de FUNEVEL Tanatorio de Olivenza y la colaboración del Museo Julio Romero de Torres de CórdobaParroquia de OlivenzaSociedad Cultural La FilarmónicaFundación Hospital y Santa Casa de MisericordiaCofradía del DescendimientoFundación CB y otras entidades y particulares. 

El ciclo ‘Temos cá, ‘temos lá continuó con una ruta temática

Siguiendo el desarrollo del programa del ciclo de actividades ‘Temos cá, ‘temos lá, organizado por Limbo Cultura, el jueves 2 de noviembre, a partir de las 17:00 tuvo lugar una ruta temática conducida por Miguel Ángel Vallecillo Teodoro, historiador y director del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza.

 

Un momento de la Ruta

El punto de encuentro fue el propio Museo con una visita comentada a la exposición homónima al ciclo, inaugurada el pasado martes 31 de octubre para continuar situando los antiguos cementerios de Olivenza, descubriendo  tumbas y sepulcros de oliventinos y oliventinas ilustres, en un recorrido que incluirá, entre otras las iglesias de Santa María de la Asunción, Magdalena, San Francisco y la ermita del Espíritu Santo. Se dará a conocer la historia de algunas de sus sepulturas y túmulos, así como de los altares de ánimas.

‘Temos cá, ‘temos lá (estamos aquí, estamos allí en el portugués de Olivenza) es una expresión coloquial muy común entre las personas mayores de la localidad, usada a modo de despedida al dar un pésame, que simboliza la aceptación natural del fin de la vida. Se trata de un proyecto concebido como un acercamiento a la muerte a través de varias acciones contempladas dentro de los objetivos estatutarios de la asociación, entre los que se incluyen la investigación y la promoción del patrimonio. Se ha tratado de desdramatizar este tema, aún considerado tabú en la sociedad actual, presentándolo desde varias vertientes (histórica, etnográfica, litúrgica, científica, artística…) y dotándolo, además, de perspectiva de género.

 

María Victoria Berjano Díaz analizó la mortandad en Olivenza a través de los testamentos

Siguiendo el desarrollo del programa del ciclo de actividades ‘Temos cá, ‘temos lá, organizado por Limbo Cultura, el viernes 3 de noviembre la historiadora María Victoria Berjano Díaz impartió la conferencia titulada La mortandad en Olivenza a través de los testamentos.

Fruto de las investigaciones llevadas a cabo en diferentes archivos históricos es este trabajo presentado en el Museo de Olivenza, que analizará la mortandad en la localidad desde el punto de vista de la religiosidad popular.

La historiadora oliventina Mª Victoria Berjano Díaz

Para ello se han examinado los testamentos custodiados en el Archivo Histórico de la Santa Casa de Misericordia de Olivenza por constituir la fuente más idónea para el estudio de esta última etapa de la vida.

Se abordarán aspectos tales como la difusión de la creencia desde el siglo XII en el Purgatorio como tercer espacio del más allá en el cual podrían ser redimidos los pecados cometidos en la vida terrenal para alcanzar la celestial.

Relacionada con ello se encuentra la salvación del alma como objetivo primordial de todo cristiano, propósito para el que se invertirán grandes esfuerzos económicos. Ejemplo de ello son las frecuentes fundaciones de bienes en forma de capellanías que cumplen una doble función: espiritualmente se lograría la salvación del alma del difunto al proporcionar medios económicos para sufragar la celebración de misas que en algunos casos llegaron a ser muy numerosas; por otro lado constituyeron verdaderos legados que no hicieron sino enriquecer al patrono.

Curiosas serán también las costumbres populares sobre los enterramientos, la mortaja y el acompañamiento del difunto durante el funeral así como otras cláusulas testamentarias de lo más singulares.

Para finalizar se tratará la donación de bienes materiales a los descendientes que, al ser la parte de menor importancia para el testador, consta al final del documento.

El programa de eventos concluyó, también en el Museo el sábado 4 de noviembre con la proyección del documental Luto (2011) de la realizadora oliventina Mila Rodríguez.

Temos cá, ‘temos lá  ha sido posible gracias al patrocinio de FUNEVEL Tanatorio de Olivenza y la colaboración del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, Museo Julio Romero de Torres , de Córdoba, Parroquia de Olivenza, Sociedad Cultural La Filarmónica, Fundación Hospital y Santa Casa de Misericordia, Cofradía del Descendimiento, Fundación CB y otras entidades y particulares.