Archivo agosto 2014

El Museo se adhiere a la iniciativa bono cultural del Gobierno de Extremadura

Por resolución de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura, de fecha 30 de julio de 2014 y tras haber aportado la documentación pertinente para justificar el cumplimiento de los requisitos como entidad colaboradora, el Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” se ha adherido a la iniciativa  Bono Cultural, subvención puesta en marcha por el ejecutivo extremeño con el objeto de acercar a los jóvenes a la cultura.

Podrán beneficiarse de esta medida un total de 12.000 extremeños de entre 18 y 30 años, a cuya financiación la administración autonómica ha destinado 384.000 euros.

Así, los jóvenes que se adhieran a la medida disfrutarán de ocho talones culturales de cuatro euros cada uno de ellos (32 euros totales), y que podrán ser utilizados hasta el 30 de noviembre de cada año para sufragar un único o varios productos culturales distintos.

En concreto, los bonos podrán ser empleados en suscripciones en prensa diaria, en formato impreso o digital; en libros con contenido literario; en música en formato CD; en películas cinematográficas en formato DVD o Blu-ray; y en entradas y abonos para poder asistir a exhibiciones de largometrajes en salas de cine, espectáculos teatrales, musicales, acceso a museos, etc.

Con esta adhesión el Museo pretende contribuir al éxito de esta iniciativa para facilitar el acceso a la cultura a este colectivo, contribuyendo a su enriquecimiento personal y a la construcción de un mercado cultural en la región.

Aclaraciones a Dª Luisa González Méndez

          Siempre se ha dicho que el gran objetivo del periodismo es buscar la verdad y transparencia, poniendo la información a disposición del mayor número de personas para que, en base a ello, puedan elegir lo que consideren más adecuado. Esto es lo que se pretende con estas aclaraciones a la noticia publicada en la edición impresa de Hoy Olivenza, (nº 27, julio 2014), y posteriormente en la digital hoyolivenza.es, de 13 de agosto, con el titular El Museo Etnográfico Extremeño condenado a indemnizar a la antigua directora por despido improcedente.

          Es obligado, pues, puntualizar lo siguiente:

          1.- En el año 2010, la aportación de las entidades que componen el Consorcio Museo Etnográfico Extremeño González Santana, es decir, Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura, Diputación Provincial de Badajoz, Ayuntamiento de Olivenza y Fundación Caja Badajoz, fue de 303.707,12 €. Desde este año hasta 2013, se ha producido una minoración en sus ingresos de 111.207,12 €; la aportación se reduce a 192.500,00 € en 2014. A día de hoy es el Ayuntamiento de Olivenza el único que  ha mantenido la suma  inicial.

          2.- Ante esta situación, y para mantener en funcionamiento el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, el Consorcio que lo compone tuvo que poner en marcha un Plan de Actuación que pasaba no sólo por el despido de tres trabajadoras, sino también por la reducción de un 7% del sueldo de su personal, desde el 15 de marzo de 2013.

          3.- Corrigiendo a Dª Luisa González Méndez, es preciso decir que estas decisiones fueron aprobadas POR UNANIMIDAD, en primer lugar por Comisión Ejecutiva de fecha 21 de febrero de 2013, y posteriormente ratificadas por Consejo Rector, en la misma fecha, también POR UNANIMIDAD, como se recoge en sus actas, que pueden ser consultadas por quien lo desee. Componen ambos órganos las Instituciones mencionadas en el punto 1.

          4.- De nuevo es pertinente aclarar a Dª Luisa González Méndez, Directora entre 2007 y 2010, quien afirma que los despidos se han hecho para sanear financieramente al Consorcio, que éstos se han llevado a cabo para MANTENER en funcionamiento el Museo, sin duda alguna el pulmón del turismo de nuestra localidad, alcanzando la cifra de 46.224 visitantes el año 2013, mientras que en 2010 se situaba en 30.785.

          5.- Alude la demandante a que “… por cuestiones personales se genere un descuadre en el presupuesto. Como antigua Directora que fue, debe saber que no puede haber descuadre en el presupuesto, pero sí debería conocer la importante inversión que se ha llevado a cabo, desde 2011para solventar problemas que vienen de antiguo. Así, hubo que abonar más de 4.000,00 € para gastos jurídicos, además de tener que hacer entrega de 27 radios expuestas en la Sala de Música a su antiguo propietario; en el campo económico, señalar la inversión de más de 5.000,00 € para obtener la Certificación de Industria, de la que carecía el Museo desde su apertura; sin mencionar los importantes gastos anuales en la compra de focos incandescentes que ha habido que sustitur por leds. Podríamos seguir enumerando así una serie de problemas que se han solventado pero que han supuesto un importante desembolso económico que, de haberse llevado a cabo cuando había disponibilidad presupuestaria, habría evitado que se llegase a la situación actual.

          En este punto únicamente añadir que nunca ha habido cuestiones personales para su despido. A la pregunta que hace, ¿Cómo es posible que el actual director interino (…), proponga el despido de alguien (…), diciendo que puede asumir sus funciones?.  Únicamente nos queda por responder que el Director interino, con su oposición aprobada para desempeñar dicho cargo, como demostraron tanto el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Badajoz como el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, no es quien propone su despido, pero bien es cierto que puede asumir las funciones que Doña Luisa desempeñaba, como Auxiliar de Investigación, Didáctica y Difusión, como puede comprobarse en las 25 Unidades Didácticas realizadas, en las 16 monografías, en los catálogos de artistas que han expuesto en el Museo, en la creación de la página web y blog elmuseodeolivenza.com., a través de la presencia activa en prensa y en las redes sociales (Facebook, Twitter, Linkedin, YouTube…),  sin olvidar la atención que se presta a investigadores. Y todo ello en tres años. ¿Cuánto de lo anteriormente mencionado se hizo durante su dirección? La respuesta es nada.

          6.- También como Directora que fue y al haber tenido la oportunidad de asistir a diferentes sesiones de la Comisón Ejecutiva y Consejo Rector, debería saber que el/la director/a tiene voz, pero no voto en ambos órganos.

           7.- El pasado 9 de junio, en la sede del Consorcio se recibe la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Badajoz. Se opta por abonar a la demandante la cantidad pendiente de cobro, 24.114,30 €. Bien es cierto que el Consorcio no cuenta con liquidez para hacer frente a dicha cantidad en el año 2014, por tal motivo se ha querido llegar a un acuerdo para pagar a plazos a Dª Luisa González Méndez. Recordemos en este punto que no es al Museo al que se condena, sino a los entes consorciados, por lo tanto habría que dar otra forma al titular de la noticia.

          Por último aclarar que las cuatro instituciones consorciadas siempre han tenido un único objetivo, MANTENER en funcionamiento el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, el más importante en cuanto a etnografía se refiere de nuestra Comunidad y, cada vez más, un referente a nivel nacional por sus publicaciones y exposiciones permanentes y temporales.

La barca fluvial del Museo incluida en un estudio de arqueología naval

La barca fluvial del MuseoEn agosto de 2014 desplazó hasta nuestro Museo el arqueólogo marítimo vasco José Manuel Matés Luque, que se encontraba realizando un estudio sobre embarcaciones de fondo plano de la península. Su objetivo, documentar la barca fluvial que se conserva en la Sala de Utillaje, para recabar bibliografía y realizar “in situ” mediciones, dibujos y fotografías de cara a la realización de planos en 3D, que ayuden a conocer más sobre sus características y particular diseño.

José Manuel ponderó el magnífico estado de conservación de la barca, remos y aparejos custodiados en nuestro Museo. La barca fue donada en junio de 2002 por el vecino de Villarreal D. Manuel Sánchez, y construída en la vecina localidad de Cheles.

También se incluyeron en el estudio otras barcas de nuestra región, tanto del Tajo como del Guadiana, unas en Museos como el de Cáceres y otras propiedad de particulares. Tras la publicación del estudio, José Manuel Matés impartirá comunicaciones sobre este casi desconocido medio de transporte

Fallece el letrado e investigador oliventino D. José María Gaitán Rebollo

José María Gaitán durante su última conferencia en el Museo

          Hoy 12 de agosto ha fallecido el conocido letrado e investigador oliventino D. José María Gaitán Rebollo. José María (Olivenza 1953), se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Además de ejercer su profesión, comenzó a coleccionar carteles taurinos en marzo de 1990, contando con la ayuda de José Gómez Alvelo, quien lo introdujo en este mundo.  Enamorado de la historia de su ciudad natal, en su faceta de investigador se centró en la figura del bandolero oliventino Ernesto, aportando valiosos datos a su biografía.

          Colaboró desinteresadamente con el Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” a través del generoso préstamo de parte de su colección para la exposición Carteles Taurinos de Olivenza (1880-2013), e impartió la conferencia titulada Ernesto Andrade Silva: la última ejecución pública en Olivenza.

          Deseamos expresar a su familia y amigos nuestras más sinceras condolencias por su pérdida.

El escritor Jesús Caudevilla presentó en el Museo su libro “El juglar del Papa”

El viernes 15 de agosto a las 20:30 h. en el Patio de Armas del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, tuvolugar la presentación del libro El Juglar del Papa, de Jesús Caudevilla. Este autor catalán nació en Sabadell en 1953, de padre aragonés (Mallén) y madre catalana. Muy vinculado a Olivenza por su matrimonio con Gabina Pinto Díaz, una oliventina emigrada en su niñez, ha escrito para la prensa relatos de viajes y columnas de opinión, y más de 200 relatos publicados en diversas revistas.

Anteriormente en Olivenza ha presentado las novelas históricas Yo, Vicente Ferrer: el ángel del Apocalipsis, Los silencios del Papa Luna y también la novela Así éramos. En algunas de sus obras aparece nuestra ciudad como muestra de cariño hacia la tierra natal de su esposa.

          El juglar del Papa, su vigésimo libro editado, cuenta la historia de Tomás, un protegido del Papa Luna al que abandonó años atrás para seguir su vocación de juglar. Para solicitarle perdón decide desplazarse hasta el antiguo castillo templario de Peñíscola donde se halla refugiado el pontífice aragonés.

El lector descubrirá la azarosa vida del que alcanzó el papado de Aviñón durante el Cisma de Occidente.  El camino de Tomás a Peñiscola estará lleno de peligros. A partir de ahí la historia girará alrededor de la cánula de oro que contiene el Código Imperial y que custodiaban los Papas. De hacerse público podría hacer tambalear los cimientos de la sociedad. Una novela trepidante con historia, aventuras, intrigas, persecuciones, asesinatos, amor (en la que es partícipe una oliventina)… El lector podrá acompañar a los protagonistas en su viaje que los llevará a Olivenza. Y es precisamente allí, en Olivenza, donde posiblemente todavía permanece el gran secreto.  ¿Realidad o ficción?. Más información en la web del autor: www.caudevilla.com.

Pieza del mes agosto 2014: sifón de gaseosa “La Castellana”

En 1741, al inglés William Browning se le ocurrió inyectar ácido carbónico en un recipiente con agua mineral. Su sorpresa fue mayúscula al observar que el líquido burbujeaba. En principio, solo quedó en un experimento que paseaba de feria en feria, hasta que en 1807 el médico Philip Syng encargó a un químico, amigo suyo, que preparase un agua carbónica para tratar a los pacientes aquejados de dolencias estomacales. El químico, para mejorar su sabor, tuvo el ingenio de disolver un edulcorante en el preparado. Así el sabor resultaría más agradable. La gaseosa pasó a venderse en farmacias.

A partir de 1832, John Matthews inventó el gasómetro para saturar el agua con gas carbónico. Se abarató así notablemente el coste de la producción de las bebidas con burbujas.

A principios de siglo la gaseosa dejó de ser una bebida medicinal para convertirse en un popular refresco para calmar la sed.

El museo expone como pieza del mes de agosto un sifón de gaseosa de procedencia local. Es de cristal grueso para evitar estallidos en el proceso de llenado. En el logo de la marca aparece en rojo, el nombre de la fábrica (La Castellana) sobre el escudo de Olivenza en blanco. Figuran también el nombre y número del fabricante (Cesáreo Villoslada Crespo, Fte. Nº 1412, Olivenza).

Cesáreo Villoslada Crespo, hijo de Blas Villoslada Francia y María Crespo García de Vinuesa llegó a Olivenza con tan solo 10 años acompañado de su familia, procedente de Montenegro de Cameros (Soria). Se casó con Gertrudis Rodríguez, natural de Villarreal. Ambos fundaron en 1946, en la calle Manuel Gómez Castaño, la empresa de bebidas La Castellana. En ella elaboraban gaseosa y vendían hielo y cerveza que distribuían por los bares en carros.

Tuvieron tres hijos, Maruja, Fernando y Francisco. Los dos varones comenzaron a trabajar en el negocio desde muy niños. Hacia los años 70 se reformó el local, se dejó de vender hielo y de elaborar gaseosa. Empezaron a funcionar como distribuidores de vinos a granel, refrescos cervezas y licores de otras marcas comerciales.

Al morir Cesáreo en 1982, sus hijos continuaron con el negocio. En el año 2009, la empresa se trasladó al polígono industrial de Olivenza donde actualmente es regentada por Fernando Villoslada Gragera, nieto del fundador.

Toda una saga al frente de un negocio que comenzó elaborando una gaseosa que, como figuraba en sus envases, “…sola o mezclada con vino es deliciosa”.