Finalizadas las obras de reparación de cubiertas del Museo

Las cubiertas  de la Ermita de la Concepción, Museo Etnográfico Extremeño González Santana y así como las de la Iglesia de San Francisco, han sido objeto de trabajos de reparación, actuando sobre las principales patologías existentes en los edificios, previo análisis realizado.

Con un presupuesto total de 90.000 €, con cargo al Plan Dinamiza 2018 de la Diputación de Badajoz en el epígrafe correspondiente a la reparación de cubiertas de edificios patrimoniales, el Ayuntamiento de Olivenza abrió un procedimiento de licitación para el desarrollo de los trabajos de construcción de cubiertas y estructuras de cerramiento y trabajos conexos adjudicado a la empresa Instalaciones JCCN.

Las obras proyectadas correspondientes a la rehabilitación de las cubiertas de los edificios arriba indicados abarcan trabajos previos y demoliciones de la cubrición de teja cerámica curva, tablero cerámico así como el pavimento de barro cocido que se encuentren; trabajos de albañilería; impermeabilizaciones con revestimiento elástico a base de caucho rojo acrílico y fibra de vidrio; y formación de cubiertas.

Los trabajos de albañilería han consistido en la reparación de todas las juntas de cubierta y/o peto formado por ladrillo de tejar mediante la aplicación de dos capas de mortero de cal hidrófugo. Se ejecutó el retacado de grietas en bóvedas o muros de fábrica de carga y/o cerramiento, así como el revestimiento de paramentos horizontales o verticales con mortero de cal. Se colocó una lámina de PVC antipunzonamiento y sobre ella se situó el solado a base de baldosa de barro cocido.

Para la formación de las cubiertas se ha utilizado tanto tablero cerámico machihembrado así como tablero de cubierta a base de ladrillo cerámico bovedero, dependiendo de las cubiertas a rehabilitar, como se detalla en la memoria técnica. Para la evacuación de las aguas pluviales se han instalado canalones siendo ocultos o visto según las necesidades con bajantes redondas de zinc. En el caso de las cubiertas planas se han usado para la evacuación de las aguas pluviales cañones de mármol crema portugués con sección suficiente para un buen desagüe de la cubierta.

Nueva incorporación al espacio expositivo

Taladro de lañador

 

 

Los fondos de nuestra Sala de Cerámica se han incrementado con la incorporación de  una curiosa pieza donada por D. Natalio Sández Silva, de Olivenza. Se trata de un taladro de lañador, llamado así porque ponía lañas o grapa de hierro que se utilizaban para unir las partes rotas de algún cacharro de barro o loza fina.

Se hacía un orificio en cada lado de la fisura y se  introducía la grapa que, una vez tensada y con la aplicación de cal grasa que fraguaba rápidamente, permitía el uso normal de la pieza. Los orificios para colocar las grapas o lañas se hacían con este taladro, también llamado de inercia, porque su uso se basa en la fuerza del giro que permite enrollar y desenrollar con mínimo esfuerzo, como ocurre con un yo-yo, consiguiendo la perforación perfecta.

Dicen que los trabajos lañados duraban toda la vida, y si volvían a romperse, no lo hacían por la grieta lañada.

Desde el Museo queremos expresar al donante nuestra generosidad