Exposición de láminas de Pedro Escacena Barea dedicadas a Curro Romero

Del 19 de febrero al 6 de marzo de 2016, coincidiendo con la XXVI Feria Taurina de Olivenza, el Museo Etnográfico Extremeño González Santana exhibe 29 láminas de Pedro Escacena Barea, dedicadas al torero Curro Romero “El Faraón de Camas”.

La exposición podrá visitarse hasta el próximo 6 de marzo

La exposición podrá visitarse hasta el próximo 6 de marzo

En ellas se descubre cómo el artista piensa, siente e interpreta la pintura como si fuera un torero, “toreo más que pinto” como diría, entre otras razones porque Escacena tiene alma de matador de toros. Sus carteles rezuman torería, luz, color, realismo, equilibrio en la composición, animando al espectador a asistir a la fiesta. La belleza de los edificios y personajes singulares que en sus cuadros aparecen, contribuyen a darle realce a la obra.

El Faraón de Camas es la estrella de estas láminas; de hecho a Escacena se le conoce como el pintor de Curro Romero por su profusa obra sobre un torero atrayente para pintar.

La colección pertenece a Antonio Lavado Gragera, vecino de La Zarza (Badajoz), donde nació hace 77 años. Se aficionó al mundo del toro desde muy pequeño, acompañando a su padre a todas las corridas que se celebraran en Mérida, afición que hoy día continúa intacta. De esta devoción taurina surge, hace más de una veintena años, su interés por coleccionar estas láminas, que adquiere a través de la Peña Taurina Curro Romero, de Camas (Sevilla). Tras la primera exposición, realizada en el museo oliventino en febrero de 2014 con motivo de la XXIV Feria Taurina de Olivenza, Antonio Lavado conoce a Pedro Escacena, ampliando de esta forma el número de láminas. Fruto de esa amistad es la exposición que ahora les presentamos.

Las láminas, una vez pegadas sobre un soporte de madera o cartón piedra, se someten a un tratamiento de barniz siguiendo los trazos del pintor, lo que hace que, a simple vista, parezcan obras pictóricas.

Curro Romero a través de las láminas taurinas de Pedro Escacena

 

Los carteles de Escacena rezuman torería, luz, color y realismo

         Del 13 de febrero al 9 de marzo de 2014, coincidiendo con la XXIV Feria Taurina de Olivenza, el Museo Etnográfico Extremeño González Santana exhibe 28 láminas de Pedro Escacena Barea, dedicadas al diestro Curro Romero.

          En ellas se descubre cómo el artista piensa, siente e interpreta la pintura como si fuese un torero, entre otras razones porque Escacena tiene alma de matador de toros. Sus carteles rezuman torería, luz, color, realismo, animando al espectador a asistir a la fiesta. La belleza de los edificios y personajes singulares que en ella aparecen contribuyen a darle realce a la obra.

          El Faraón de Camas es la estrella de estas láminas; de hecho a Escacena se le conoce como el pintor de Curro Romero por su profusa obra sobre un torero atrayente para pintar.

          La colección pertenece a Antonio Lavado Gragera, vecino de La Zarza de Alange, donde nació en 1938. Se aficionó al mundo del toro desde muy pequeño, acompañando a su padre a todas las corridas que se celebraran en Mérida. Fruto de esta afición surge, hace más de veinte años, su interés por coleccionar estas láminas, que adquiere a través de la Peña Taurina Curro Romero, de Camas, Sevilla.

          Las láminas, una vez pegadas sobre un soporte de madera o cartón piedra, se someten a un tratamiento de barniz siguiendo los trazos del pintor, lo que hace que, a simple vista, parezcan obras pictóricas.