Archivo enero 2017

La figura del ganadero oliventino Bernardino Píriz homenajeada a través de una exposición

El próximo viernes 3 de febrero de 2017 a las  19:30 h. tendrá lugar en la Sala de Usos Múltiples del Museo Etnográfico Extremeño González Santana la inauguración de la exposición Bernardino Píriz Borrallo, un alma noble. La muestra, que coincide con la celebración de la XXVIII edición de la tradicional Feria del Toro de Olivenza, tiene como objeto dar a conocer la figura profesional y humana de este oliventino, fallecido en febrero de 2016, uno de los grandes ganaderos de reses bravas de Extremadura.

Bernardino Píriz, uno de los más reconocidos ganaderos de reses bravas de Extremadura

Bernardino Píriz, uno de los más reconocidos ganaderos de reses bravas de Extremadura

Hijo de Bernardino Agapito Píriz Carvallo (1910-1984), y de María Luisa Borrallo Daza (1921-2002), nació el 15 de mayo de 1943 y fue el segundo de siete hermanos: Consuelo, Bernardino Juan, María Luisa, Cipriano, José Joaquín y Lucía.

Ya desde muy pequeño el carácter de Bernardino se fue forjando junto a su padre, hermanos y otros hombres de campo, de cuya sabiduría ancestral aprendió. Era hombre de palabra para quien un apretón de manos tenía el mismo valor de un acta notarial.

El resultado del trabajo de la familia Píriz, desde los comienzos de la ganadería en 1951, es uno de los encastes más reconocidos y valorados de nuestro país.

Profundamente apegado a su tierra, fue Proveedor de la Santa Casa de Misericordia y cofrade de la Hermandad de Jesús Orando en el Huerto.

La exposición se divide en cuatro apartados: La familia, El amigo y consejero, El ganadero y La Fiesta Taurina,

Compuesta por casi medio centenar de fotografías, carteles taurinos, recortes de prensa, trofeos y objetos personales, la muestra se complementa con un documental sobre su vida.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el domingo 5 de marzo de 2017

 

 

Dos esculturas de Martínez Giraldo formarán parte de una exposición dedicada al artista por el MUBA

Traslado de la estatua de Manuel Godoy

Traslado de la estatua de Manuel Godoy

Del 14 de febrero al 16 de abril de 2017 permanecerá abierta al público una exposición monográfica dedicada a la obra del escultor Luis Martínez Giraldo, organizada por el Museo de Bellas Artes de Badajoz, para la cual se han solicitado en préstamo al Museo Etnográfico Extremeño González Santana dos de sus esculturas: un relieve dedicado a la Banda de Música La Filarmónica (1991) , y una escultura de Manuel Godoy (2009).

Luis Martínez Giraldo (Barcarrota 1948) inició su carrera artística como alumno en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí en el año 1966, en la que  permaneció durante ocho años, recibiendo clases de Isauro Collado. En 1987 volvió a la escuela como profesor y en 2002 fue nombrado director, compaginando desde entonces la creación artística, la docencia y el cargo de director.

Además de su larga trayectoria en la escuela, Giraldo realiza multitud de esculturas entre las que destacan las que permanecen visibles en la ciudad de Badajoz como la obra de Manuel Godoy, situada en la rotonda de la plaza Minayo  cuya réplica fue regalada al Ayuntamiento de Olivenza, que lo depositó en el Museo; la Diosa de la Fortuna, ubicada en el interior del Gran Casino de Extremadura o la escultura de la rotonda de los tres poetas de Badajoz.

 

 

Un coche de carreras (1934), Pieza del Mes enero 2017

A mediados del siglo XIX aparecen los medios de transporte de tracción mecánica, que acortarán distancias y simplificarán los viajes. En la década de 1830 se crea la primera línea de ferrocarril en Gran Bretaña, y a partir de ese momento se sucede la aparición de nuevos “ingenios”: barcos de vapor, automóviles, aeroplanos, etc. Es en esta época cuando se desarrolla el juguete de hojalata. Así, los modernos ingenios del transporte fueron, son y serán  una fuente de inspiración para la creación de estos objetos del mundo en miniatura.

Para atender a un público exigente, como son los niños, los fabricantes no omitieron vehículo alguno: coches familiares, deportivos y de carreras, autobuses, taxis, tranvías, coches de bomberos y otros muchos.

La historia de los coches de juguete es uno de los mejores ejemplos de cómo los adultos transmiten su entusiasmo por la mecánica y la velocidad.

El Museo ha elegido como pieza del mes un coche de carrera de 1934. Se trata del bólido Silver- Bullet, también llamado Flecha de Plata, interpretación en miniatura del mítico automóvil que, en manos del norteamericano Kaye Don, logró el récord mundial de velocidad en el Lago Salado de los Estados Unidos a finales de los años 20. El juguete se convirtió en un gran éxito de ventas de la firma Rico antes del estallido de la Guerra Civil Española.

Con un mecanismo a cuerda con llave, el bólido lleva el nombre Silver- Bullet escrito en uno de sus laterales con letras rojas. En el par de alerones traseros, igualmente en rojo, aparecen las iniciales R.S.A. (Rico Sociedad Anónima).

La empresa Rico, dirigida por Santiago Rico Molina, anteriormente fabricante de muñecas de cartón en la ciudad valenciana de Onil, fue fundada en 1922. Santiago pertenecía  a otra empresa juguetera denominada Verdú, Rico y Cía- La Hispánica Artística pero adquirió el control de la misma y le puso de nombre Rico S. A., con el que ha pasado a la historia.

Rico S.A  y  Payá Hermanos se convirtieron, durante los años veinte y treinta, en las principales empresas jugueteras españolas en la localidad alicantina de Ibi. Crecieron con rapidez, mejoraron técnicamente y trataron de igualar a la juguetería alemana, adquiriendo en aquel país su maquinaria más sofisticada.

Esta pieza que mostramos fue donada por Julio Píriz en 1991.