Archivo octubre 2016

Los mayores de Caser Residencial participan en un taller de elaboración de pan

TEXTO: EVA MARÍA NEVADO (HIPERLOCAL HOY OLIVENZA)

Si el olor a pan recién hecho despierta el apetito y los recuerdos, los aromas y tacto de la masa durante el proceso de elaboración trasladaron ayer a los mayores de Caser Residencial Olivenza a otras épocas de su vida.

Uno de los residentes trabaja la masa del pan

Uno de los residentes trabaja la masa del pan

Con la colaboración de Panadería Artesana Cipriano Piquer e Hijos, el centro residencial desarrolló en la mañana de ayer el taller correspondiente al mes de octubre dentro del proyecto de evocación del recuerdo Reminiscencia.

Junto a una mesa que mostraba un bodegón de objetos relacionados con el oficio del panadero, aportados por el Museo Etnográfico Extremeño González Santana como es habitual, João, maestro panadero de Piquer e Hijos, inició el proceso elaborando la masa madre bajo la atenta mirada de los residentes.
Observando el desarrollo del trabajo fueron muchos los que comenzaron a contar sus experiencias y a recordar como de niños veían a sus padres elaborar el pan para llevarlo al horno del pueblo y años después eran ellos o ellas quienes participaban en la elaboración.
Para algunos residentes como Pepe, que ejerció como panadero durante más de 40 años, ayer fue una jornada muy especial ya que trajo a su memoria los recuerdos de sus inicios siendo apenas un niño en una panadería pacense ubicada en Pardaleras de la que llegó a convertirse en maestro y a la que cada mañana acudía cuando no había salido el sol aún.

Emocionado por la oportunidad de volver a amasar pan y sentir entre sus dedos el tacto de aquellos productos que constituían su día a día, Pepe contaba a quien le quería escuchar cómo era el trabajo en aquella cooperativa cuyo pan era exquisito y de larga duración, recuerda.

Inés, natural de Alburquerque, explicó también como colaboraba con sus padres en la elaboración del pan que después se llevaba al horno del pueblo y para demostrar algunas de sus habilidades con la masa, la residente de Caser se animó elaborar una paloma de pan como las que hacía cuando era joven.

Concluida la elaboración de la masa por João y dada la forma de los bollos que más tarde se hornearían en las cocinas del centro, los mayores disfrutaron de otro recuerdo unido al pan, degustando pan con chocolate que trasladó a todos a los recuerdos de una niñez ahora lejana.

Una conferencia analizó la convivencia entre medicina y religión en el Perú actual

Esta conferencia, impartida el 28 de octubre de 2016,  fue el resultado de una tesis doctoral sobre Antropología Aplicada: Salud y Desarrollo Comunitario por la Universidad de Salamanca, leída recientemente por Cástor Saldaña Sousa y que obtuvo la calificación de sobresaliente cum laude.

Museo Etnográfico "González Santana". Olivenza. Extremadura. Conferencia etnomedicina en Perú

Los Apus son los espíritus de las montañas que protegen a los pueblos de los Andes desde la época de los Incas

Cástor Saldaña Sousa, oliventino licenciado en Psicología y doctor en Antropología de la Salud y Desarrollo Comunitario por la Universidad de Salamanca, ha viajado por varios países de América Latina y el Caribe.

Ha llevado a cabo varios trabajos en antropología médica y antropología de la religión en las comunidades campesinas de los Andes Peruanos. Actualmente es parte de un proyecto científico de documentación comparada titulado Los últimos indígenas, dirigido por el Dr. Francisco Giner Abati, antropólogo médico y catedrático de antropología de la Universidad de Salamanca.

En los últimos años viene realizando incursiones en la selva peruana con la etnia Ashaninka, en el marco de la antropología médica. Tiene una curiosidad natural por las diferentes realidades humanas, sus expresiones comportamentales, psicológicas, médicas y socioculturales.

La investigación se ubica en la ciudad de Huamanga, Ayacucho, Sierra Centro-Sur de los Andes Peruanos y en la labor llevada a cabo por el grupo Familia Cosmovisión Andina Ángeles Custodios (FCAAC),  una organización sin fines de lucro, que pone en práctica el amor, la fe, la oración y el orden en el ser humano para despertar conciencia y crecer en virtudes, para lo cual su principio fundamental es el respeto a la interrelación Dios-Naturaleza-Hombre.

Este grupo, presente en diferentes regiones del país y sede central en Ayacucho, presenta un carácter complejo, dinámico e integrador en su ideología tanto médica como religiosa.

El núcleo de la FCAAC es la asistencia en materia de salud a los usuarios mediante la intervención de las deidades andinas llamadas Apus. Esta intervención se realiza mediante un proceso ritual en una habitación a oscuras a través del Pongo, la persona intermediaria entre el mundo de los espíritus de las montañas y el mundo de los humanos.

Si bien se da un traslapo entre medicina y religión, el investigador se focaliza en la dimensión etnomédica, a través de una descripción etnográfica del grupo social FCAAC y del mundo imaginario de los Apus.

Metodológicamente, se parte de la base de un trabajo de campo extenso, observación participante y entrevistas abiertas. Los resultados aspiran a crear un modelo teórico que explique este fenómeno social.

Las conclusiones se mostrarán en un esquema gráfico que representa la configuración etnomédica a modo de una emergente estructura cultural en la sociedad peruana actual.

El Proyecto Reminiscencia en unas Jornadas Universitarias sobre Terapia Ocupacional

Sera Martín Cruz durante su intevención

Sera Martín Cruz durante su intevención

Entre los días 24 y 28 de octubre se desarrollaron en la Facultad de Enfermería y Terapia Ocupacional de la UEX en Cáceres unas jornadas organizadas por los estudiantes de 2º y 3er Grado de esta especialidad con motivo de la celebración del Día Mundial de la Terapia Ocupacional el 27 de octubre.

Miguel Ángel Vallecillo, Director del Museo, durante su intervención

Miguel Ángel Vallecillo, Director del Museo, durante su intervención

Invitados por la Vicedecana del Centro Universitario y dentro del programa previsto, el 25 de octubre Serafina Martín Cruz, Terapeuta de Caser Residencial Olivenza y Miguel Ángel Vallecillo, Director del Museo Etnográfico impartieron la ponencia titulada Evocación a través del recuerdo, en el que expondrán a los participantes en el encuentro la experiencia de ambas entidades a través del Proyecto Reminiscencia, que trata de estimular los recuerdos de personas con demencia a partir del contacto directo de los residentes con piezas de los fondos del Museo y talleres organizados por áreas temáticas (oficios, tradiciones, creencias, etc.) e impartidos por artesanos voluntarios de la comarca.

Esta experiencia, que viene llevándose a cabo desde 2013, ya fue objeto de una ponencia durante la pasada Jornada de Terapia no farmacológica en enfermedad de Alzhéimer y otras demencias, organizada por Caser en Olivenza el pasado 24 de septiembre.

Programa Semana Terapia Ocupacional. Cáceres. 24-28 de octubre 2016

La historia del Museo se condensa en una exposición conmemorativa del 25º aniversario de su inauguración

Desde el 12 de julio de 2016 y hasta el 8 de enero de 2017 permanecerá abierta al públco la exposición 25 Años Creando Emociones en la Sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, tras a la celebración del acto institucional conmemorativo del 25º aniversario de su inauguración oficial.

D. Francisco González Santana, fundador y primer director y Dª Fernanda Blasco Mendoza, miembro de la primitiva Comisión Pro Museo de Olivenza, cortan la cinta

D. Francisco González Santana, fundador y primer director y Dª Fernanda Blasco Mendoza, miembro de la primitiva Comisión Pro Museo de Olivenza, cortan la cinta

El honor del corte de la cinta correspondió a D. Francisco González Santana, fundador y primer director y a Dª Fernanda Blasco Mendoza, miembro de la primitiva Comisión Pro Museo de Olivenza.

Diseñada por la empresa Reina de Corazones y supervisada por la Dirección y el Área de Documentación del Museo, la muestra pretende reflejar la trayectoria de la Institución, mostrando sus sencillos orígenes y su evolución hasta el momento actual, en el que además de ser uno de los principales recursos turísticos de la ciudad de Olivenza, ha reforzado su interés social, participando en proyectos con centros asistenciales, ha incrementado su labor divulgativa y educativa con el montaje de exposiciones itinerantes y la elaboración de monografías y  unidades didácticas y se ha convertido en una importante plataforma para artistas tanto extremeños como  nacionales y portugueses en las más diversas disciplinas.

A través de un recorrido lineal, desde sus comienzos en 1980 hasta el año 2016, pasando por su inauguración en 1991, en las vitrinas de la exposición se dan cita documentos, fotografías, recortes de prensa, piezas de especial relevancia, material divulgativo de actividades, actos e hitos destacados como la presencia del Museo en dos de las ediciones de FITUR, la Expo ’92 de Sevilla o la creación del Consorcio que actualmente lo gestiona en 1997.

Un enorme panel con la silueta de Olivenza cubre el frontal, con una cita del escritor leonés Antonio Colinas.

El recorrido se complementa con un audiovisual de 20 minutos en el que se sintetizan con imágenes estos primeros 25 años.

La exposición, que ha sido posible gracias a la colaboración de entidades tanto públicas (Secretaría General de Cultura de la Junta de Extremadura, Ayuntamiento de Olivenza y Diputación de Badajoz) como privadas (Fundación Caja Badajoz, Liberbank y Caja Almendralejo) permanecerá abierta al público hasta final de año, clausurándose el 6 de enero de 2017.

 

Audiovisual conmemorativo entero

 

Un taller de reciclaje en el Museo tratará de despertar la conciencia ecológica de los-as más pequeños-as

La Concejalía de Cultura y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Olivenza, con la colaboración de la Asociación Cultural La Raíz/A Raiz, la Federación de Asociaciones de Amigos/as del Pueblo Saharahui y el Museo Etnográfico Extremeño González Santana imparte a lo largo del mes de octubre una serie de talleres educativos infantiles dirigidos a a niños y niñas de 6 a 12 años en los que se pretende inculcar a los más pequeños-as valores en educación ambiental emocional e intercultural.

El Taller de Educación para la paz Sin fronteras/Sem fronteiras fue el primero en desarrollarse el sábado 1 de octubre en la Casa de la Cultura de Olivenza, donde tuvo lugar también el día 8 de octubre el titulado  Cuida tu planeta de educación ambiental.

El sábado 15 de octubre la programación se traslada  al Museo Etnográfico Extremeño González Santana con la actividad Reciclarte. Este taller es la continuación de Cuida tu Planeta. En este último tras una breve didáctica sobre la situación actual de contaminación y la importancia del cuidado y respeto del medio ambiente, l@sniñ@s desarrollaron una actividad de recogida y clasificación de basura (materiales inorgánicos) en la zona de La Charca.

Los materiales recogidos y clasificados según  su composición, servirán en Reciclarte de elementos con los que elaborar diferentes collages colectivos, instrumentos, juguetes y todo aquello que se le ocurra a l@s participantes. Transformar la basura en arte, en belleza, en divertimento  y concienciar sobre la necesidad de reutilización de productos que arrojamos sin pudor en espacios naturales, generando con ello toneladas de contaminación, es uno de los principales objetivos de este taller. Utilizar esa basura como metáfora de aquello que no queremos ver en nosotr@smism@s y transformarlo de manera creativa en algo bello, o incluso lúdico, es otra de las metas que se marca esta actividad.

El programa se reanudará de nuevo en la Casa de la Cultura con la propuesta de educación intercultural Cuenta culturas el 22 de octubre, y  la última, Ecos del Sáhara, que tendrá lugar el 29 de octubre.

Los-as interesados-as en  participar en los nuevos talleres educativos infantiles, que impartirá el oliventino Bernardino Píriz Macías, pueden inscribirse en la Casa de la Cultura, bien directamente o bien en el número de teléfono 924 49 06 12

El XII Salón de Otoño de Pintor@s Oliventin@s reunió obras de 28 artistas

Museo Etnográfico "González Santana". Olivenza. Extremadura. XII Salón de Otoño Pintores Oliventinos

Cartel de la edición de 2016

Augusto Martínez Cordero. “Néctar” Técnica mixta

Con el objetivo de que los jóvenes (o no tan jóvenes) artistas de Olivenza puedan dar a conocer parte de su obra al público volvió a abrirse  en la Sala de Usos Múltiples del Museo Etnográfico Extremeño González Santana el Salón de Otoño de Pintores Oliventinos, que ha alcanzado ya su 12ª edición

A esta tradicional cita acucieron un total de 28 artistas la mayoría vinculados de alguna manera a la localidad y algunos-as invitados-as,  que han presentado un total 48 obras de tema y técnica libres.

La muestra permaneció abierta entre el 12 de octubre el 20 de noviembre de 2016

 

 

 

Francisco Javier Fernández Carretero gana el primer premio del V Certamen de Pintura Rápida Juan Leyva Palma

El artista plástico Francisco Javier Fernández Carretero se ha alzado con el Primer Premio, dotado con 500 euros y placa trofeo en el V Certamen de Pintura Rápida Juan Leyva Palma, celebrado en Olivenza el sábado 8 de octubre de 2016.

Obra ganadora

Primer Premio: Francisco Javier Fernández Carretero

Así se dio a conocer durante el acto de entrega de premios, al que asistieron Nuria y Carlos Leyva, hija y hermano respectivamente del pintor que da nombre al certamen, el Alcalde de Olivenza, Manuel J. González Andrade, la Concejala de Cultura, Turismo y Participación Ciudadana, Alicia Cordero Morales y el Director del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, Miguel Ángel Vallecillo Teodoro.

2º Premio. José Augusto Leitão de Paula

2º Premio. José Augusto Leitão de Paula

El jurado, compuesto por Sebastián García Martín, de la Escuela de Arte de Mérida y los artistas Augusto Andrade Díaz e Inmaculada Leyva, concedieron, además, un segundo premio de 300 euros que recayó en José Augusto Leitão de Paula y un tercero, dotado con 200 que fue para Antonio Langoyo Durán.

En la edición de este año, en la que se ha introducido como novedad la abstracción mediante la contemplación de paisajes de Olivenza y alrededores, han participado un total de 12 artistas extremeños y portugueses.

El ganador, Francisco Javier Fernández Carretero (1976), artista hispalense afincado en Fregenal de la Sierra, se licenció, en 1999 en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, especializándose en la modalidad de Pintura. Actualmente es profesor de Enseñanza Secundaria en el I.E.S. Ramón Carande de Jerez de los Caballeros. Ha tomado parte en numerosas exposiciones individuales y colectivas, principalmente en Extremadura y Andalucía.

Tercer Premio: José Antonio Langoyo Durán

Tercer Premio: José Antonio Langoyo Durán

Asiduo a los concursos de pintura, ha obtenido diversos galardones, siendo dos de sus obras premiadas en la II y III ediciones del Concurso de Pintura al Aire Libre Juan Leyva Palma de Olivenza.

Tras la lectura del acta tuvo lugar un concierto de piano  a cargo de Badí Leyva

 

El potencial económico de la lengua portuguesa protagonizó una exposición

El Centro de Língua Portuguesa/Camões, I.P. de la Universidad de Extremadura, con el apoyo del Gabinete de Iniciativas Transfronterizas y en colaboración con el Ayuntamiento de Olivenza a través del Aula de Lengua y Cultura Portuguesa de la Universidad Popular y otras entidades públicas, presentó la exposición itinerante en Olivenza Potencial económico de la Lengua Portuguesa en Extremadura.

Esta muestra abarca diversas localidades de Extremadura con el fin de promover el portugués y sensibilizar a los diferentes grupos sociales de la importancia estratégica de la lengua portuguesa, no sólo por la cercanía y el afecto, sino también por las posibilidades de creación de negocio en diversos campos.

El viernes 7 de octubre tuvo lugar el acto inaugural con una presentación titulada O Português no mundo a cargo de Dª Raquel Gafanha del Instituto Camões, con el fin de dar a conocer la importante presencia de la lengua portuguesa en el mundo desde los descubrimientos hasta la actualidad, y poner de relieve la relevancia de conocer el idioma portugués como una puerta de entrada en el mundo global.

La exposición permaneció abierta del 7 al 23 de octubre de 2016 en el Pasillo de la Primera Planta del Museo Etnográfico Extremeño González Santana

 

Pieza del Mes octubre 2016: yunque

El oficio de herrero es uno de los más antiguos que se conocen. Era totalmente primordial en las zonas rurales, sin él hubiera sido imposible mantener el equipamiento de labranza en buenas condiciones. A él acudían los labradores cuando era preciso arreglar cualquier utensilio del campo, o para ponerle herraduras nuevas a las caballerías.

Su trabajo consistía, además,  en elaborar objetos de hierro, utilizando para ello herramientas manuales para martillear, doblar, modelar o cualquier otro método empleado para dar forma al hierro, cuando se encuentra en estado maleable por efecto del calentamiento.

La fuerza y la destreza eran importantes en este trabajo, pero no menos la vista, que tenía que soportar la luz y el calor intensos del fuego. Se necesitaba también una desarrollada capacidad para discernir entre la variopinta gama de colores que presenta el hierro en su calentamiento. Primero se vuelve rojo, luego anaranjado, amarillo y finalmente blanco. Para el forjado el color ideal es blanco-anaranjado.

Muy importante era la materia prima, siendo la principal el hierro que podía ser dulce, más maleable, y acerado, de gran dureza. Además del hierro, otra materia prima es el carbón, tanto mineral como vegetal.

El herrero utilizaba muchas y variadas herramientas. Las tenía de todos los tipos, formas y tamaños. No sólo las hacía para otros sino que también necesitaba proveerse de ellas, incluso, a veces, las fabricaba para un trabajo determinado o una tarea concreta.

La principal herramienta, junto al fuelle y la fragua, es el yunque, elemento indispensable en el trabajo de la forja y moldeado, empleado para apoyar, enderezar o curvar. Debe ser de buen acero y de buen peso ya que sobre este soporte se recibirán innumerables golpes de martillos de diferentes tamaños.

Como se puede ver en el que exponemos este mes, se compone de un cuerpo del que parte un  pico cónico o peña redonda donde se da forma a las partes que requieren curvas. El extremo opuesto es recto y plano, y sirve para elaborar los ángulos. Sobre él dos orificios llamados ojos, uno cuadrado y otro circular, en los que se acoplan otras herramientas que sirven para agujerear, perforar y cortar el acero. En otros modelos, además del pico cónico o peña redonda figura, en el extremo opuesto, otra peña piramidal o de sección cuadrada.

La herrería, además de lugar para arreglar los utensilios de labranza, era un sitio de tertulia para hombres. Tenía cierta semejanza con la taberna o la barbería, locales en los que se daba rienda suelta a las opiniones, críticas y bromas. El hecho de estar siempre abierta la convertía en un lugar de encuentro, sobre todo en los días de frío y tiempo desapacible. Así, existía un dicho que decía: Día de agua, taberna o fragua.