Archivo marzo 2016

El colectivo valenciano “Canyada d’Art” expone en Olivenza

Por diversas circunstancias, que facilitan el ejercicio de las artes y la cultura en general, en el enclave residencial de La Canyada de Paterna (Valencia) y su entorno viven y trabajan un numeroso grupo de artistas que, en el año 2007, después de varias coincidencias, decidieron formar un grupo de acción cultural. Este grupo acordó identificarse con el nombre: CANYADA D´ART.

La idea que comparten es:

EL ARTE COMO

EXPRESIÓN DE LIBERTAD.

Los artistas tienen la facultad de expresar y transformar la realidad,  liberando, a través de su creación,  gran parte de sus miedos, dudas y temores. Todas sus inquietudes plásticas y emocionales cobran vida en su obra y en muchas ocasiones están enraizadas en el tiempo y en la sociedad con quien les ha tocado vivir,  expresando  su satisfacción o indignación con todo ese mundo que conforma su propia vida. La técnica y la emoción se entrelazan plasmándose en el soporte como reflejo (O espejo) de su mundo interior.

Los miembros del colectivo Canyada d’Art muestran sus diferentes puntos de vista, utilizando cada uno su lenguaje para crear diálogos abiertos y reflexionar sobre la percepción de la propia realidad.

Quieren captar la atención del espectador e invitarlo a sumergirse en su mundo imaginario, que forme parte de él y se vea arrastrado por las diferentes propuestas para provocar su propia reflexión y que se creen puentes entre la obra y el espectador.

Desde 2007 Canyada d’Art  ha desarrollado diferentes actividades culturales y expositivas afianzándose como grupo y evolucionando constantemente a favor del Arte.

En esta muestra se dan cita pintores, escultores, fotógrafos y ceramistas de este colectivo valenciano.

Llega al Museo una exposición sobre agroturismo en República Dominicana

Cartel de la exposición

Cartel de la exposición

Del 29 de marzo al 10 de abril puede visitarse en el Pasillo de la Primera Planta del Museo Etnográfico Extremeño González Santana la exposición Agroturismo en la Mancomunidad del CIBAO. Luchando contra la pobreza y la exclusión social a través del turismo en áreas rurales de la República Dominicana.

Desde 2002, el Fondo Extremeño Local de Cooperación para el Desarrollo (FELCODE),  las diputaciones provinciales y entes locales de nuestra región vienen desarrollando una serie de proyectos centrados en las áreas rurales e indígenas más desfavorecidas de los países de América Latina, destacando sus intervenciones en Bolivia, Paraguay y República Dominicana.

Muchos de estos proyectos han estado relacionados con el deseo de potenciar el turismo rural como medio para atajar la pobreza y crear empleo.

Una de las intervenciones más destacadas de FELCODE es su apoyo ininterrumpido, desde 2011, a iniciativas de desarrollo sostenible en la Región Noroeste de República Dominicana, que han sido financiadas por la Diputación de Cáceres.

Esta exposición, que consta de 13 paneles, pretende dar a conocer el trabajo llevado a cabo en este territorio durante el período 2011-2014, con el que se pretende impulsar procesos de desarrollo de este territorio en base a la puesta en valor de los recursos turísticos de la zona.

Para más información y solicitud de la exposición, pueden hacerlo llamando al teléfono 924 22 95 95(FELCODE) o escribiendo al correo electrónico nuriamoran@felcode.org.

Nuestra Pieza del Mes de Marzo en el programa “Extremadura en abierto”

Reporteros del programa Extremadura en Abierto han visitado el Museo para difundir nuestra Pieza del Mes de marzo 2016: una tabla de lavar realizada en madera. Este magazine cuenta cada día la actualidad de la región: sucesos, temas de interés social, salud, fiestas, costumbres, gastronomía y actos culturales. Gracias a Maruja, María y Encarna por enseñarnos cómo se lavaba a mano, a José A. Carnerero por explicarnos la piedra del mes  y al equipo del programa por su interés y amabilidad

La exposición itinerante “La Mujer en la Raya…” visita Alconchel

A partir del viernes 4 y hasta el  próximo 13 de marzo podrá visitarse en la Casa de la Cultura de Alconchel la exposición itinerante La Mujer en la Raya-Hispano Portuguesa, producida por el Museo Etnográfico Extremeño González Santana

La permeabilidad de raya hispano-portuguesa ha hecho que los/as habitantes de uno y otro lado hayan establecido secularmente relaciones profesionales y personales que han perdurado en el tiempo por encima de fronteras políticas. Así, gente y pueblos de la zona han aprendido a convivir y a intercambiar vivencias y costumbres a pesar de la línea imaginaria que los separa.  La Mujer en la Raya… pretende incidir especialmente en el protagonismo de las mujeres en el establecimiento de estas relaciones a través de su trabajo casi invisible y no siempre reconocido.

Vista de la sección "Cuidado de la ropa"

Vista de la sección “Cuidado de la ropa”

Esta muestra, que pretende ser un estímulo para la visibilización de esta labor silenciosa a lo largo de la frontera entre España y Portugal, se articula en seis secciones, introducidas por paneles explicativos y complementadas con fotografías y una selección de piezas de las colecciones del Museo relacionadas con cada área temática (producción y elaboración de alimentos, confección y cuidado de la ropa, profesiones liberales y otras labores).

La iniciativa se enmarca dentro del programa de itinerancias, que se ha bautizado con el nombre de El Museo hace las maletas y consiste en un servicio de préstamo de exposiciones sobre diversas áreas temáticas  que han sido elaborados por el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, con objeto de dinamizar la cultura en nuestra comarca, provincia, región, otras comunidades autónomas e incluso en la vecina Portugal.

El objetivo es la divulgación del patrimonio etnográfico custodiado en el Museo por otras poblaciones de la comarca

La investigadora María Berjano disertó sobre la esclavitud en Olivenza a través de una conferencia

Cartel de la conferencia

Cartel de la conferencia

El pasado viernes 11 de marzo, en la Sala de Conferencias José María Gaitán Rebollo, la investigadora oliventina María Berjano Díaz ofreció una conferencia sobre la esclavitud en Olivenza

Nacida en Olivenza el 21 de septiembre de 1984, cursa la licenciatura en Historia por la UNED. Actualmente realiza el Máster en Métodos y Técnicas de Investigación Histórica por la misma Universidad.

La conferencia La esclavitud en Olivenza en los siglos XVI y XVII es fruto de las investigaciones realizadas en el archivo de Elvas, donde se han consultado los registros parroquiales, con objeto de analizar el fenómeno social de la esclavitud en nuestra ciudad.

A lo largo de la ponencia nos adentraremos en la manera de obtener al esclavo, su procedencia, su precio, su profesión, amos, manera de conseguir la libertad, junto con otra serie de aspectos muy interesantes.

Olivenza, ciudad fronteriza, tuvo un importante comercio de esclavos africanos, quienes llegaban desde Lisboa, para ser vendidos al mejor postor, la mayoría procedentes de localidades españolas vecinas.

 

El Museo contó con un stand en la carpa de la XXVI Feria del Toro

Plano de la carpa. Nuestro stand es el número 8

Plano de la carpa. Nuestro stand es el número 7

Junto a otras entidades, empresas, artistas y expositores en general  y en la zona de Patrocinio, el Museo Etnográfico Extremeño González Santana ha querido estar presente en una cita tan importante como la celebración de la XXVI edición de la Feria del Toro de Olivenza mediante el montaje de un stand con una selección de piezas en la carpa montada para la ocasión.

Máquina de escribir "Mignon" (1904)

Máquina de escribir “Mignon” (1904)

Se han escogido, entre otros, algunos tesoros de su colección estable como juguetes antiguos, aparatos como una antigua máquina de escribir Mignon de 1904, una heladera, un molinillo de sobremesa y un tostador de café, una colmena de corcho, medidas aforadas de aceite así como un soberbio ejemplar de lavadora en madera y un vestido de mediados del siglo XIX

Así, además de admirar estos objetos  y algunos carteles taurinos de la colección Joaquín Carballo Díaz, en depósito en nuestro Museo desde 2013 , el visitante p.uede obtener información en general sobre horarios y visitas.

Desde este post queremos agradecer a Teresa Plaza Núñez, Herminia Carvallo Vidigal y Eduardo Cortés Álvarez su experiencia y buen hacer.

Pieza del mes de marzo 2016: Tabla de lavar

Durante este mes y para conmemorar el Día Internacional de la Mujer celebrado el 8 de marzo, el Museo ha seleccionado como Pieza del Mes una tabla de lavar.

El cuidado de la ropa fue una de las labores asociadas tradicionalmente a la mujer.

No fue hasta la década de los años sesenta del siglo XX cuando el agua corriente y el saneamiento llegaron a las zonas rurales.

En estas condiciones, el lavado a mano era una faena difícil y pesada, especialmente en invierno cuando el agua estaba fría y provocaba la aparición en las manos de los tan temidos sabañones.

Esta tarea se reservaba a las mujeres de la casa, incluidas las niñas. Algunas se dedicaban a lavar también la ropa de otros por encargo.

El lavado de la ropa se llevaba a cabo en diferentes lugares, dependiendo de la casa y de la localidad. Cada pueblo aprovechaba los lugares que disponían de agua abundante, y, a ser posible, que corriera y se renovase. Así, se lavaba en el río, en acequias, en el hogar trayendo el agua de las fuentes y, por supuesto, en los lavaderos públicos.

En Olivenza se acudía a los más cercanos como los de La Rala y La Cuerna, o bien a otros más alejados como el de San Amaro o el de la Charca.

Uno de los utensilios usados para lavar a mano es la tabla escogida como Pieza del Mes. A lo largo de su superficie dispone de una serie de acanaladuras para frotar y un semicírculo cóncavo para apoyar el abdomen.

Este tipo de útiles podían ser fijos para el lavadero, en cuyo caso se hacían de piedra, granito o cemento. También, como en este caso, podían ir sueltos y solían fabricarse en madera, para uso doméstico colocados sobre barreños de zinc.

A pesar de ser una ardua tarea, tanto por las condiciones meteorológicas como por la postura forzada de rodillas sobre el suelo o sobre un cajón y el esfuerzo físico, el lavado de la ropa servía era un momento de convivencia entre mujeres, que aprovechaban para charlar, contar historias, hacerse confidencias y cantar.

Esta pieza fue donada por José Antonio Blanco Martínez en el año 2013.