Archivo febrero 2015

La empresa Un Templo para el Arte trae a Olivenza la obra de la escultora Marta Moreu

Museo Etnográfico Gonzalez Santana. Olivenza. Extremadura. Foto de Marta Moreu

El viernes 20 de febrero a las 19:00 h tuvo lugar en la Sala de Usos Múltiples del Museo la inauguración de la exposición NATURALEZA HUMANA, de la escultora catalana MARTA MOREU.

Nacida en Barcelona en 1961, Marta se licencia en 1985 en Bellas Artes, especialidad de escultura, por la Universidad Sant Jordi de Barcelona. A partir de ese momento empieza a realizar su obra escultórica,  actividad que, en los primeros años, compagina con la docencia, su otra pasión.

Ha vivido y desarrollado su arte por todo el mundo (Barcelona, Minneapolis, Düsseldorf, París, Madrid, Miami, México), lo que ha marcado su obra.

Así, sus años vividos en Miami han sido importantes para poder desarrollar su nueva serie de esculturas basada en la naturaleza y sus cuatro elementos.

Sus creaciones nacen del subconsciente y de sus sentimientos más profundos con la intención de comunicar y expresar de un modo prácticamente autobiográfico y sincero buscando la autenticidad. Es una artista figurativa pero la distorsión, el movimiento, la ingravidez y el simbolismo ayudan a crear su propio mundo imaginario que escapa de la realidad y se acerca más al lirismo. Es el caso de supuestas acciones de levitación y de ascenso a escaleras interminables.

La motivación le llega del mundo cotidiano, de la afición a la música y a la ópera clásica, del deporte… La figura de la mujer es protagonista en un papel de diosa o de ninfa de fábulas mitológicas.

A lo largo de su carrera ha utilizado diferentes materiales para realizar su obra como madera, piedra, barro y otros, pero el bronce siempre ha sido su material preferido. La nobleza, la durabilidad y la flexibilidad de este material han sido unas de las cualidades por las que la artista lo ha escogido. Le permite hacer formas que con ningún otro material podría hacerse, le permite alargar, doblar y soldar sus figuras en posiciones de equilibrio a veces imposibles. Los colores de sus pátinas y la textura rugosa utilizada por ella en sus acabados son esenciales para dar más intensidad de expresión a su obra con un cierto dramatismo sin abandonar este estilo austero y depurado. A pesar de la dureza y el peso del material sus esculturas ofrecen una sensación de ligereza e ingravidez.

En esta muestra se pueden observar un total de 25 obras, la mayoría de bronce,  que representan los temas que habitualmente trata la artista. Así podemos ver a la mujer representada en obras como Diosa de la creación, Tres gracias, Dry Martini, obras relacionadas con el deporte como El Biciclo, Hombre sobre Arco V,  con la música  como Ofelia I y II, y con su denominado bestiario con obras como Centauro, Toro torero, Caballo cocinando, etc.

Su obra ha sido expuesta en galerías de los Estados Unidos (Ketchum, Charlotte, New Cork, Seattle), Canadá, Asia (Singapur, Hong Kong, Kuala-Lumpur) y Europa (París, Barcelona, Valencia, Madrid, Londres, Bélgica…) También en prestigiosas ferias de arte como Strasbourg Art Fair, Gante Art Fair, Toronto Art Fair, Miami Art Fair, Palm Beach Art Fair o Chicago Art Fair. Además, tiene obra pública en la provincia de Barcelona. Sus fundiciones de escultura de Mexico, Miami y Madrid ya son parte muy importante de su gran equipo además de sus galerías repartidas por todo el mundo. Todo ello hará que los años venideros continúen siendo años de viaje, aprendizajes y creación para Marta.

 La obra de Marta Moreu visita nuestro Museo gracias, una vez más a la inestimable colaboración de la empresa cultural Un templo para el arte, de Manuela Brioa Cordón.

Más información sobre la artista en su web http://www.martamoreu.com/

Alfonso Moreno invita a pasar “Una Tarde en Olivenza”

Desde el viernes 13 de febrero puede visitarse en el pasillo de la planta alta del  Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” de Olivenza la exposición de fotografías Una tarde en Olivenza.

El autor de la muestra, Alfonso Moreno Cayado (1966), madrileño de raíces oliventinas, fue iniciado en el mundo del toro por su padre, con el que asistía desde los siete años al coso de San Sebastián de los Reyes.

Su afición a la fotografía, en cambio, vino dada por la necesidad de documentar gráficamente la evolución y el proceso de las obras de las que era encargado mientras trabajó en la construcción. Una incapacidad laboral motivada por un accidente hace ocho años propició que ambas aficiones se fundieran, al disponer de más tiempo libre, dando como resultado esta magnífica colección de imágenes taurinas.

En la exposición se muestran 40 fotografías tomadas en la Plaza de Toros de Olivenza.

En la exposición se muestran 40 fotografías tomadas en la Plaza de Toros de Olivenza.

Ha expuesto en 2012 en el Edificio MARPE de San Sebastián de los Reyes y su obra ha sido seleccionada en los concursos de fotografía organizados con motivo de los famosos encierros celebrados durante las  fiestas patronales de esta localidad madrileña. En el  2014 expuso una muestra de sus fotografías en la Sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” de Olivenza.

En Una tarde en Olivenza podrá admirarse una selección de cuarenta fotografías, todas en color y sin retoque digital alguno, tomadas en la Plaza de Toros de nuestra ciudad.

 Alfonso Moreno ha querido reflejar en este trabajo los diferentes momentos y situaciones vividas en el coso oliventino, durante la pasada Feria Taurina, celebrada el 7, 8 y 9 de marzo de 2014.

 La exposición permanecerá abierta al público en el Museo hasta el domingo 8 de marzo.

 

El programa “Escúchame!” de Canal Extremadura TV se hace eco de la campaña de sensibilización “Todos iguales, todos diferentes”

El pasado 22 de diciembre de 2014, las Fundaciones Caja de BadajozPrimera Fila otorgaron tres becas laborales de un año a varias entidades y empresas extremeñas con el objeto de integrar a personas con discapacidad intelectual en el mundo laboral. Al Consorcio Museo Etnográfico González Santana de Olivenza le correspondió una de estas ayudas, que recayó en la persona de José Manuel Macías Castro, joven oliventino usuario de AEXPAINBA y propuesto por la Fundación Magdalena Moriche. José Manuel viene prestando sus servicios en el Museo desde principios del mes de enero.

Su capacidad de trabajo, su afán por aprender y, especialmente sus grandes dotes de comunicación,  han llevado a la Dirección del Museo a elaborar el proyecto Todos iguales, todos diferentes que pretende ser, a pequeña escala, una campaña de sensibilización, dirigida especialmente al público escolar.

Como experiencia piloto, José Manuel ha preparado a conciencia una visita guiada a las salas de Utillaje y Meteorito de Olivenza para explicarlas a grupos de alumnos/as de Primaria de nuestra localidad. Después con la ayuda de un powerpoint, pasa a desarrollar una presentación sencilla y amena para sensibilizar a los/as participantes sobre el valor de ser diferente.

El periodista y blogger Carlos Germán Lozano Hinchado entrevista al Director del Museo, Miguel Ángel Vallecillo para su videoblog

El periodista y blogger Carlos Germán Lozano Hinchado entrevista al Director del Museo, Miguel Ángel Vallecillo para su videoblog

Ante el interés de esta iniciativa, dos reporteros del programa Escúchame!, de Canal Extremadura Televisión, se han desplazado en la mañana del viernes 6 de febrero para rodar un reportaje sobre la campaña. Escúchame!, que se emite cada sábado a partir de las 11:45 horas, está hecho por y para personas con discapacidad y aborda cuestiones relacionadas con la dependencia y la eliminación de barreras, recorriendo Extremadura para dar a conocer ejemplos de superación.

El mismo día, Carlos G. Lozano Hinchado, periodista y fundador del videoblog turismobadajoztv.com, visitó también el Museo para tomar imágenes de sus diferentes salas y entrevistar al Director, Miguel Ángel Vallecillo Teodoro

 

La Asociación La Raíz/A Raíz imparte en el Museo un Taller sobre la Prehistoria de Olivenza

Como continuación de las actividades desarrolladas el pasado año por la Asociación Cultural La Raíz/A Raíz, tendrá lugar este sábado 7 de febrero, de 11:00 a 13:30 h. en la Sala de Arqueología del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza el Taller Viaje a la Prehistoria de Olivenza.

El objetivo de esta actividad es mantener viva la llama de la memoria como espejo de un saber natural que mana de todo proceso creativo de aprendizaje. Este taller pretende ser, de este modo, un viaje didáctico a través de la Prehistoria de nuestra localidad, enseñando cómo vivieron nuestros antepasados.

Para ello los monitores de la asociación se servirán de los materiales conservados en la sala de la Arqueología del Museo Etnográfico, para mostrar a l@s niñ@s, a partir de estos materiales, la organización social, la caza y la recolección de alimentos de los primitivos pobladores de nuestra comarca.

Se narrará una breve leyenda, acompañada de imágenes para así introducir a l@s participantes, de forma amena, en el mágico mundo de la Antigüedad.

Posteriormente se trabajará con barro en la elaboración de todos los útiles y enseres necesarios para las tareas cotidianas que llevaban a cabo nuestros ancestros (caza, recolección, elaboración de adornos, decoración de vasijas …); también se tratará de recrear, a través del juego, la organización socio-familiar prehistórica.

Se pretende con esta actividad mostrar las huellas de la Historia de una manera sencilla, de manera que los más pequeños se identifiquen con su pasado, rememorándolo a través del cuento, el juego y el visionado de elementos útiles claves en nuestra evolución como especie.

Para más información e inscripciones pueden contactar en el teléfono 691038641 y en el 639384296.

Pieza del Mes febrero 2015: máquina de liar tabaco (años 30)

El tabaco es una planta originaria del continente americano. Según observó Cristóbal Colón, los indígenas del Caribe lo fumaban valiéndose de una caña en forma de pipa. Al parecer le atribuían propiedades medicinales y lo usaban en sus ceremonias.

Los conquistadores, a su regreso, junto a otros productos, como la patata o el maíz, trajeron también el tabaco y el hábito de su consumo. El nuevo producto se difundió rápidamente por Europa y Rusia, y en el s. XVII llegó a China, Japón y la costa occidental de África.

En un principio se empleaba para aliviar dolores, como la jaqueca. Este halo medicinal facilita su expansión al tiempo que surgen las primeras prohibiciones de su uso, sin embargo no fueron suficientes para frenar el paulatino auge del mercado.

A lo largo de la historia el consumo del tabaco fue variando según las modas, así se propagó inicialmente en polvo, aspirado por la nariz, otorgándole propiedades saludables.

Uno de los formatos más populares en su consumo es el cigarrillo. Este término se usó por primera vez en algún momento indeterminado del s. XVI cuando los mendigos sevillanos comenzaron a aprovechar los desechos de las hojas de tabaco que llegaban de América. Las trituraban y liaban en finas hojas de papel de arroz.

Hasta el siglo XIX no se generalizó el uso del cigarrillo como forma de consumo del tabaco y esto se debe, entre otras razones, a la creación, por James Bonsack, en 1880, de una máquina para hacer alrededor de 120.000 cigarrillos al día.

Poco antes de la década de los veinte los hermanos Victorero, indianos procedentes de México y naturales de Lastres (Asturias), se lanzan a la aventura de montar una moderna empresa llamada Agustín Victorero y Hnos, con el fin de fabricar una avanzada y original máquina de sobremesa y escritorio para liar tabaco. Bajo la marca Victoria, en honor a su madre, fue registrada por primera vez en España en 1915, y protegida por cinco patentes sucesivas con actualizaciones que se presentaron entre 1916 y mediados de los años treinta.

Una de dichas máquinas se exhibe este mes en el Museo. Se publicita como un ingenio higiénico, sólido, práctico, atractivo, y de manejo sencillo. Consiste en una estructura de metal niquelado dotada de una tolva para la picadura de tabaco en cuyo exterior figura la marca VICTORIA.

El distribuidor lleva una palanca lateral (rueda en los primeros modelos) para depositar la cantidad exacta para un cigarrillo. Cuenta también, aunque no se conserva, con un depósito de agua para humedecer el papel, un porta-papel, una cinta de cuero engomado y una corredera con un mecanismo que envuelve y sella los pitillos. Tienen la capacidad de graduar el grosor y la presión de la picadura dando como resultado pitillos de combustión progresiva y homogénea. Se apoya sobre una base de madera.

De sólida y esbelta construcción, manejo sencillo, rápido y eficiente, sin necesidad de tocar el tabaco, la pieza rápidamente empezó a ganar mercado en un país donde no se prodigaban los inventos y las creaciones autóctonas.

La que mostramos fue donada al Museo por el pacense Álvaro Luís Navarro Cantos en el año 2003.