Archivo enero 2015

El Proyecto “Reminiscencia” trabaja en el mes de enero las labores de siembra

Como continuación del proyecto Reminiscencia, impulsado por CASER Residencial Olivenza con la colaboración de nuestro Museo, se han escogido fondos relacionados con las labores tradicionales de la siembra, para  trabajar con los residentes durante el mes de enero de 2015

La reminiscencia es una técnica que permite recordar pensando o relatando hechos, actos o vivencias del pasado a través de un estimulo sensorial (visual, auditivo, táctil, gustativo, olfativo).

Favorece la integridad de los recuerdos vividos con lo inmediato, con el presente que se está viviendo y refuerza la identidad. Las personas que sufren demencia tienen una pérdida total de la memoria inmediata o de trabajo y el poder recordar elementos y hechos de su biografía aumenta su autoestima. Al mismo tiempo, fomenta la sociabilidad aumentando la comunicación grupal.

Siguiendo con la mecánica habitual del proyecto y de acuerdo con su coordinadora, la terapeuta Sera Martín Cruz, se han escogido en esta ocasión diversos útiles preparación de la tierra como azadas, rastrillos e incluso un arado de vertedera, estimulando los recuerdos lejanos de los residentes y buscando además, la participación de los trabajadores y familiares.

Para complementar la experiencia, l@s residentes han elaborado fichas sobre el uso de cada objeto.

 

 

Presentación en Olivenza del libro “Diez años de pieza del mes (2004-2013)”

El martes 27 de enero de 2015 tendrá lugar en la Sala de Actividades Alternativas del Museo la presentación del libro Diez años de Pieza del Mes: (2004-2013), última publicación del Museo, cuya autoría comparten Miguel Ángel Vallecillo Teodoro, María Teresa Plaza Núñez y Luisa González Méndez.

En el libro se recogen fotografías, fichas técnicas y datos documentales de 120 piezas que el Museo ha ido mostrando a lo largo de estos diez años para dar a conocer fondos de sus colecciones que por hallarse ubicados en el almacén o en un segundo plano en las salas de exposición son de difícil acceso para el visitante.

El libro, que ya fue presentado en Badajoz el pasado 5 de diciembre, es el último fruto del esfuerzo editorial que vienen realizando conjuntamente el Museo de Olivenza y la Diputación de Badajoz a través de la Imprenta Provincial.

 

La exposición “De Aguas y Vinos”, de Cristina Díaz García abierta al público hasta el 8 de marzo

Hasta el 8 de marzo podrá visitarse en la Sala de Usos Múltiples del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza la exposición De Aguas y Vinos, de la artista plástica Cristina Díaz García, abierta desde el pasado 23 de enero a las 19:00 h.

Sevillana de nacimiento y licenciada en Bellas Artes, Cristina se declara pintora por vocación y de profesión. Le cuesta hablar de su propia pintura que para ella, además de su oficio es, ante todo, su pasión.

Su estilo, al que define como figurativo con influencias impresionistas, hace de la mancha su principal rasgo, su impronta. Pinta tanto en estudio como al aire libre y le gusta crear atmósferas distintas en sus obras.

Cristina Díaz García fue ganadora de la edición 2013 del Concurso de Pintura Rápida "Juan Leyva Palma"

Cristina Díaz García fue ganadora de la edición 2013 del Concurso de Pintura Rápida “Juan Leyva Palma”

Es asidua a los concursos de pintura al aire libre desde hace 3 años y ha recibido desde entonces más de una docena de premios. Participante en las tres ediciones del Certamen de Pintura Rápida Juan Leyva  Palma, celebrado en Olivenza desde 2012, obtuvo el Primer Premio en 2013.

En los últimos años ha expuesto en más de 30 muestras colectivas y 15 individuales.

Componen De aguas y vinos un total de 36 obras, de las que 24 están realizadas con técnica mixta sobre papel, madera o lienzo, con predominio del paisaje tanto de su Andalucía natal como de Olivenza.

Las otras 12 están realizadas con una técnica poco habitual: vino tinto sobre papel, es decir, acuarelas a las que denomina tintorelas. Para llevarlas a cabo utiliza vinos andaluces que ofrecen, según la artista, una amplia gama de tonalidades. Como ella misma afirma “…los buenos para pintar son los que dejan poso, lo que tiñen la copa… El color que resulta al final depende de la edad del vino como del tipo de uva  o de cómo lo haya trabajado determinada bodega.

La colección de tintorelas es fruto de una etapa de búsqueda de nuevas formas de expresión, y materiales con las que llevarlas a cabo.

En palabras de la propia artista, “…  tras conocer la riqueza vitivinícola con la que contamos en Andalucía, surgió la curiosidad de saber cómo se expresan esos vinos no sólo en boca, sino también en papel, es decir, hacer partícipes a todos los sentidos de este descubrimiento”… Y añade: “…trabajar con vino entre los pinceles es sumamente especial, ya que al ser un material vivo, su respuesta con el soporte es evolutiva, cambiante y sorprendente, ya que es el propio vino quien elige el momento de detener esos cambios en su proceso de oxidación”.


CONTACTO: cristinardg@hotmail.com

Aquí podéis ver un video sobre la exposición

 

La Cofradía del Descendimiento y la Hermandad de la Soledad de Olivenza celebran una exposición conjunta en el Museo

El  viernes 16 de enero tuvo lugar en la Sala de Usos Múltiples del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza la inauguración de la exposición Cofradía del Descendimiento y Hermandad de María Santísima de la Soledad.

COFRADÍA DEL DESCENDIMIENTO

Acto del Descendimiento

Acto del Descendimiento

Fundada el 21 de febrero de 1952 por mediación del entonces párroco de Santa María Magdalena D. Luis Zambrano Blanco y un grupo de 27 devotos, la Cofradía surge en el seno de la Adoración Nocturna al Santísimo.

Como fines, la búsqueda de la perfección cristiana de sus miembros, el fomento del espíritu de Penitencia, la participación en los cultos de la Semana Santa y la realización de una importante labor social

Entre los apartados destinados a esta cofradía se encuentran los dedicados a su Historia, imágenes titulares, pasos, insignias y ornamentos, entre los que se encuentran la bandera de sangre fundacional, indumentaria del cofrade y el asignado a los costaleros

HERMANDAD DE MARÍA SANTÍSIMA DE LA SOLEDAD

Paso de la Virgen de la Soledad y hermanas ataviadas con mantilla

Paso de la Virgen de la Soledad y hermanas ataviadas con mantilla

Creada en 1948 también por inciativa del sacerdote D. Luis Zambrano Blanco y un grupo de 16 hermanas, sus Estatutos fueron aprobados definitivamente en en 1992.

El fin primordial de la Hermandad, además del culto a su imagen titular, es la práctica de la caridad cristiana, ejercida directamente o en colaboración con asociaciones e instituciones con fines sociales a nivel local e internacional.

Tras una breve introducción histórica el espacio dedicado a esta hermandad se articula en varias secciones, como las dedicadas a su titular, la Virgen de la Soledad, el Paso de Palio, insignias e indumentaria.

Como colofón, tendrá lugar el jueves 12 de febrero a las 20:00 h. una conferencia-coloquio en la que participarán miembros de ambas hermandades.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el próximo 15 de febrero de 2015

 

La pintora Paula Jacob dona al Museo su obra “Madreselva”

Paula Jacob, pintora portuguesa que ha expuesto entre el 31 de octubre y el 14 de diciembre en la Sala de Usos Múltiples del Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” de Olivenza, ha formalizado la donación de su obra Madreselva.

Se trata de un óleo sobre lienzo de 60 x 40 cm. realizado en 2008 y que formaba parte de la selección de obras exhibidas en la exposición.

Con esta obra se enriquece la colección de arte del Museo integrada en su mayor parte por obra cedida por artistas expositores.

Deseamos agradecer a la artista su generosa contribución a nuestro patrimonio cultural.

“La pintura en dos caminos”, exposición a dúo de los artistas oliventinos Daniel Darío y David Chamizo

Entre el 5 diciembre de 2014 y el 10 de enero de 2015 ha permanecido abierta al público en la Sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza la exposición La Pintura en Dos Caminos, de los artistas oliventinos Daniel D. Hinchado y David Chamizo.

Daniel Darío Hinchado Cantero

Daniel Darío Hinchado Cantero

DANIEL DARÍO HINCHADO CANTERO nace el 8 de julio de 1979. Crece al amparo de las obras de su madre, Remedios Cantero Farré y su abuela, Ana Farré Navarro, también pintoras. El haber crecido entre cuadros y el característico olor de los óleos, lienzos y material de bellas artes, despertó desde pequeño una curiosidad latente.

Desde temprana edad, se mantuvo en constante autoaprendizaje, adquiriendo la costumbre de no abandonar el dibujo, experimentar y progresar, hasta que en el año 2013 tiene la oportunidad de compartir un espacio creativo con su compañero David Chamizo Alcántara. Desde entonces su producción aumenta.

Tiene el corazón dividido entre el arte clásico, la luz de Sorolla, los cielos de Turner, los ojos titilantes de Rembrandt, la espontaneidad de los impresionistas… y el arte de los setenta y ochenta. Multidisciplinar, trabaja con óleo, acrílico, lápiz, carboncillo, pastel, acuarela, sanguina, tinta o técnicas mixtas.

Desde 2009 ha participado en diversas exposiciones conjuntas celebradas en su ciudad natal como el Salón de Otoño de Pintores Oliventinos, en el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, el Palacio de Arteaga y Liceo de Artesanos, así como en el café La Galería de Badajoz.

David Chamizo Alcántara

David Chamizo Alcántara

DAVID CHAMIZO ALCÁNTARA comienza a dibujar a los 16 años retratos en pequeño formato hasta que descubre nuevos materiales con los que realiza trabajos más elaborados, consiguiendo sus primeros encargos.

Por motivos del trabajo cesa esta actividad hasta principios del 2011 cuando empieza a elaborar nuevos retratos que hacen renacer una responsabilidad más efectiva en esta disciplina

Autodidacta en el oficio, requiere de la influencia de los grandes maestros para poder avanzar y conocer nuevas formas de arte. Comienzan los viajes a Madrid para estudiar de primera mano la pintura del s. XIX y en especial los retratos. Estos viajes marcan un antes y un después en la obra del artista, ya que es aquí cuando empieza a utilizar el color por primera vez y de manera decisiva. Aparecen los paisajes, bodegones, temas de abstracción, etc… En definitiva todo son caminos que le devuelven de forma natural al retrato.

La oferta didáctica del Museo en la Unidad de Programas Educativos de la Consejería de Educación y Cultura

Por iniciativa de la Unidad de Programas Educativos de la Delegación Territorial  de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura se ha incluido la oferta del Museo Etnográfico Extremeño González Santana en la web que este servicio dedica a los recursos didácticos de los museos de la provincia de Badajoz.

En la sección dedicada al Museo de Olivenza, además de los datos generales (horarios, tarifas de entrada, accesibilidad, etc.) se ofrecen enlaces a las redes sociales Facebook, Twitter, Google+ y Linked-in, y a las 24 unidades didácticas elaboradas por el Museo, tanto de exposición permanente como de muestras temporales, alojadas en el servidor Issuu.com, con una pequeña introducción previa.

Participan también en el proyecto el Museo Arqueológico Provincial, el M.E.I.A.C. y la Biblioteca de Extremadura.

Desde aquí queremos dar las gracias a esta Unidad por su voluntad de difundir y poner a disposición de los centros de profesores y recursos el trabajo realizado por los Departamentos de Didáctica de las entidades participantes.

Un alquerque medieval Pieza del Mes de enero 2015

Ya fueran de azar, de estrategia o de habilidad, los juegos eran una parte importante en la vida cotidiana de la antigüedad.

Uno de los  más antiguos del mundo, del que disfrutaron durante miles de años muchas culturas, es el alquerque, perteneciente al grupo de juegos de molino, que cuenta con diversas variantes como el alquerque de tres, de cinco, de siete, de nueve y de doce.

Existen indicios de que es originario del Golfo Pérsico siendo practicado durante miles de años en Egipto y Oriente Medio. Una vez que los árabes invaden la Península Ibérica el juego se extendió a Europa, donde se hizo muy popular durante la Edad Media pudiéndose ver numerosos tableros tallados en sillares y esculpidos en piedra en Catedrales y Abadías de Inglaterra.

El Museo expone, en el mes de enero, un bloque de cuarcita en el que figura inciso un alquerque de nueve también llamado la Danza de los Nueve Hombres, Juego de los Nueve Hombres de Morris o Triple recinto. Fue hallado durante las obras de restauración y rehabilitación del Alcázar de Olivenza en 1986.

Museo Etnográfico "González Santana". Olivenza. Extremadura. Alquerque

El dibujo o tablero se compone de tres cuadrados concéntricos unidos en la mitad de sus cuatro lados por líneas perpendiculares

El dibujo o tablero se compone de tres cuadrados concéntricos unidos en la mitad de sus cuatro lados por líneas perpendiculares. Cada jugador dispone de 9 fichas, de color diferente para cada uno de ellos. El objetivo del juego es conseguir que el contrario acabe con sólo dos fichas sobre el tablero o no pueda realizar ningún movimiento por tenerlas todas bloqueadas.

Para ello, el fin inmediato es intentar hacer molinos (tres en línea) con las fichas propias, lo que da derecho a capturar o ‘comer’ una del contrincante.

El juego tiene dos fases diferenciadas; en la primera, cada jugador, en su turno, coloca una de sus nueve piezas sobre cualquiera de los puntos del tablero que están libres. Una vez colocadas todas comienza la segunda fase, durante la cual cada jugador, en su turno, mueve una de ellas a un punto adyacente libre a través de alguna de las líneas del tablero.

En ambas fases del juego, siempre que la ficha incorporada o desplazada completa un molino, esto es, una secuencia de tres fichas del mismo color situadas sobre los tres puntos de la misma línea (tres en raya), debe capturarse una ficha del adversario; ésta se saca del tablero y no puede volver a ser jugada.

Siempre que se forma un molino se realiza captura, incluso aunque éste se haya completado previamente y se repita de nuevo al retornar una misma ficha a un punto que ocupaba anteriormente. El jugador que realiza la captura elige libremente la ficha entre todas las del adversario que no forman parte de algún molino. En el caso de que todas las piezas del rival formen parte de un molino, elige libremente entre ellas.

Una vez que un jugador sólo dispone de tres fichas sobre el tablero, como consecuencia de haber sufrido seis capturas, puede desplazarlas libremente a cualquier punto del tablero, sin limitaciones de hacerlo tan solo hacia lugares adyacentes.

Hay dos formas de ganar: bloquear las fichas del oponente de forma que en su turno no pueda efectuar ningún movimiento, o bien dejarle con tan solo dos fichas, lo que hace imposible que pueda colocar tres en línea.

La partida puede acabar en tablas, bien cuando ambos jugadores mueven 50 veces cada uno sin que se realice ninguna captura, o bien cuando se repite 3 veces la misma posición de las fichas sobre el tablero.

Este juego de estrategia aparece mencionado o representado en la literatura y el arte. Así, podemos ver una ilustración en el Libro de los Juegos, de Alfonso X El Sabio, una mención en el Sueño de una Noche de Verano, de William Shakespeare y representado en la pintura Mujeres Jugando, de Massimo Campigli.