Archivo abril 2013

Pieza del mes mayo 2013: Evangelio o Corazón Inmaculado

          El hombre primitivo vio sin duda peligro en todas partes: en los elementos incomprendidos, en los animales dañinos que le acechaban, en los espíritus de las enfermedades y de la muerte.

          Para evitar el mal, empleó objetos en los que creyó advertir poderes ocultos y virtudes defensivas, a veces con carácter medicinal, para quitar dolores, otras con poder estrictamente mágico, para influir en la voluntad de las personas de su alrededor causantes con frecuencia, según él, de los maleficios. Así, para salvaguardar los bienes y las vidas se han utilizado los amuletos, que pueden ser de diferentes materiales, formas y colores, cada tipo especializado en diversas funciones y usos.

          Sus formas son muy variadas, pudiendo ser  pentagonales, cuadradas, acorazadas, lanceoladas y romboidales. Normalmente eran  adornados con multitud de bordados en hilo de seda o metálico y lentejuelas.

          Tras los amuletos vive todo un mundo de ideas y creencias relacionadas especialmente con momentos culminantes del ciclo vital de hombres y mujeres: procreación, nacimiento, enfermedad y muerte. Por ello los amuletos son llevados por aquellos que portan la vida o que están en peligro de enfermedad, por debilidad o por su situación más vulnerable, como niños, mujeres, hombres enfermos, animales, etc.

          Los niños parecen ser los seres más vulnerables y por ello los más necesitados de cuidados y protectores. Significativo era el recelo que tenían antes las madres de sacar a la calle a sus niños recién nacidos, por miedo a que enfermaran o por miedo al mal de ojo, por ello cuando los niños salían fuera de la casa iban rodeados de amuletos.

          El Museo expone, como pieza del mes, un amuleto con forma de corazón (nº inventario general  CE06339) que se prendía en el vestido de cristianar para proteger al niño de todo mal.  Se decora con hilo metálico alrededor, así como una rama de hilo y lentejuelas igualmente metálicas. En el centro, enmarcada en una guirnalda, se encuentra la estampa de una Custodia resguardada por un plástico transparente. Fue donado en agosto de 1997 por D. Antonio Sousa Caballero, de Olivenza

Presentado en Cáceres el número 4 de la revista ETNICEX

El día 24 de abril (miércoles) ha sido presentado oficial y públicamente el Nº4 de ETNICEX, Revista de Estudios Etnográficos, editada por la Asociación Profesional Extremeña de Antropología. El evento, que se ha desarrollado  dentro de los actos de divulgación literaria diseñados y organizados por el comité organizador de la Feria del Libro de Cáceres, se celebró a la 13h y contará con la presencia del Director de la Revista, D. Javier Marcos Arévalo, el Presidente de APEA, D. Carlos María Neila Muñoz, y con D. Juan Manuel Valadés Sierra, Director del Museo de Cáceres, en su condición de Vocal de APEA.

ARTÍCULOS

Oralidad y memoria: sobre los testimonios verbales del pasado / Eloy Gómez Pellón

La prevención de la obesidad en España: una lectura crítica desde la antropología / Jesús Contreras y Mabel Gracia

Patrimonializando saberes locales, resignificando tradición e innovación. El caso del jamón ibérico / Santiago Amaya y Encarnación Aguilar

Transmisión Cultural y Construcción Social de la Persona. Un acercamiento a las categorías nahuas sobre la enseñanza y el aprendizaje (México) /Yuribia Velázquez Galindo

Sociomuseología y Género: una experiencia de comunicación inclusiva en el Museo de Francisco Tavares Proença Júnior (Portugal) / Aida Rechena

A recolha e a classificaçao de um cancioneiro português /Carlos Nogueira

El ritual tras la lente. Tonalidades emergentes y nuevos espacios en “Las Carantoñas” y  “Jarramplas” / Lorenzo Mariano Juárez, David Conde Caballero y Jorge Moreno Andrés

El Festival Mayor como patrimonio de los belgranenses (Argentina) / María Vivardo

Prevención simbólica ante la epidemia de cólera de 1834 en Plasencia (España) / Daniel Leno

El pendón concejil leonés: un bien etnográfico a recuperar / F. Javier Lagartos Pacho y Lorena Rivas Morán

RECENSIONES BIBLIOGRÁFICAS

Azul y oro como mi corazón. Masculinidad, juventud y poder en una porra de los Pumas de la UNAM /David Lagunas

Cultura y razón. Antropología de la literatura y de la imagen / José Ignacio Monteagudo Robledo

La cultura sentida. Homenaje al Profesor Salvador Rodríguez Becerra / Salvador Hernández González

INFORMACIÓN Y NOTICIAS

Másteres de antropología social y cultural en las universidades españolas (2012-2013)

Nueva Tesis doctoral de una socia de APEA.

Taller de Arqueología práctica

El Director del Museo explica a los alumnos el uso de una piedra de moler del Neolítico

           Este viernes 19 de abril,  y como en años anteriores, el Director del Museo, Miguel Ángel Vallecillo Teodoro, impartió un taller de Arqueología Práctica en la Sala del Museo del mismo nombre, dirigido a un grupo de 60 alumnos-as de 1º de E.S.O. del Colegio “Sagrado Corazón” de Olivenza.

           Durante la actividad, los-as participantes pudieron conocer de primera mano nuestro pasado remoto, desde el Calcolítico hasta el siglo XVI. Se les dio, además, la oportunidad de tener en sus propias manos restos arqueológicos normalmente custodiados en vitrinas, desde una piedra de molino, moledera, hachas de sílex, ajuares funerarios,  cuchillos, ídolos-placa, cerámica y otras piezas de gran interés científico.

          Este taller, que viene impartiéndose desde hace ya varios años, goza de gran aceptación entre alumnos y profesores del centro

Exposición “El agua en el hogar antes de la década de los 60”

Cartel de la exposición

          Como actividad de producción propia y con motivo de la declaración de 2013 como Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua, el viernes 12 de abril a las 19:00 h. tendrá lugar en la Sala de Usos Múltiples del Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” de Olivenza la inauguración de la exposición El agua el el hogar antes de la década de los 60.

          Aprovechando la valiosa colección de útiles relacionados con el uso del agua en las colecciones del Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” custodiadas en sus almacenes, cobra vida esta exposición, con la que reviviremos tiempos no tan lejanos en los que el agua no salía del grifo

          La exposición se articula en cinco secciones: “Presentación”, “A por agua a la fuente”, “El agua en casa”, “Lavar y hacer la colada”,  y “Aseo personal”

          Hasta 1966 no llega el agua corriente a Olivenza, procedente  del embalse de Piedra Aguda inaugurado en 1956, del que también se abastecen Valverde de Leganés, las aldeas de Olivenza y los pueblos de San Francisco y San Rafael.

          En “A por agua a la fuente” se analiza cómo el agua debía transportarse a pie mediante cántaros o a lomos de caballería desde las principales fuentes de la localidad como las de la Cuerna y la Rala, sin olvidar otras como la del Fuerte, San Francisco, Valsalgado y más alejadas como las de San Amaro, Mira o San Pablo.

          En la sección “El agua en casa” se muestra cómo se almacenaba en tinajas, cántaros o botijos y  cómo en  los hogares con mayor poder adquisitivo se incorporan los filtros de cerámica o porcelana para tratar impurezas.

         En el apartado “Lavar y hacer la colada” se analiza el penoso trabajo del lavado de ropa en arroyos y lavaderos y el ingrato trabajo de las lavanderas, que hacían su propio jabón con aceites y grasas mezclados con sosa y blanqueaban con ceniza.

          En “Aseo personal” se muestran curiosos útiles, algunos populares como palanganas, cubetas y bacines otros más propios de familias burguesas  como bañeras y bidés.

          La muestra, que dispone de una interesante unidad didáctica que puede descargarse dándose de alta en Issuu  podrá visitarse hasta el próximo 2 de junio, coincidiendo con el último trimestre del calendario escolar

Exposición “Retrospectiva: 15 años por amor al arte” de Wenceslao López Guerrero

Calas

          El viernes 5 de abril a las 19:00 h. tendrá lugar en la Sala de Actividades Alternativas del Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” de Olivenza la inauguración de la exposición “Retrospectiva: 15 años por amor al arte” de Wenceslao López Guerrero.

          Nacido en Castro Urdiales (Cantabria) en 1957, hijo de padres extremeños (San Benito de la Contienda) y residente en Badajoz desde 1968, Wenceslao mostró siendo muy pequeño especiales dotes para el dibujo. Tras pasar por la escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz, becado por la Diputación Provincial, comienza en 1975 sus estudios de Bellas Artes en la Facultad de Santa Isabel de Hungría de Sevilla. Finalizó sus estudios en la especialidad de pintura en el año 1978. Durante ese tiempo de estudios también  participó en el III Certamen Nacional del Deporte en el Arte, donde fue seleccionado con la obra original  “Mi experiencia”.

          Una vez finalizados los estudios y sin abandonar su trabajo de profesor en colegio de  Nuestra Señora del Carmen de Badajoz (Hermanos Maristas), participó en certámenes de pintura a nivel nacional y provincial y en exposiciones tanto individuales como colectivas. Su obra es fundamentalmente impresionista, con predominio del paisaje.

          Tras varios años de dedicación a la docencia y familia vuelve a participar en salones de pintura. Pero un punto de inflexión a tener en cuenta se produce en un viaje a París en 1997.

          El contacto con la pintura y autores que más tenían ganado su aprecio y admiración parece despertar de nuevo el deseo, a veces dormido, de potenciar su vocación de artista plástico y así reanudar sus sueños y expectativas. El cambio de matices y temática, así como estilos y rasgos en su pintura se hicieron notar, a la vez que comienza a aumentar la producción de su obra.

          En palabras del propio artista “El dibujo y la pintura son mucho más que unas formas, unas manchas y unas líneas, con más o menos técnica o una manera de comunicarse sin más. Son un sentimiento que refleja un mundo interior que no se ve, interpelado por la realidad que nos envuelve y las vivencias que compartimos con los demás”

          Según Antonio Zoido, Wenceslao López “presenta una muestra abundante, diversa y de prolífica proyección temática. Denota raíz  verista en su conjunto, aunque no desdeña ciertas novedades compositivas. El muy firme y experimentado dibujo basamenta todo el conjunto. Pero en el uso del colorido, sobre todo en el paisaje, consigue relevantes diferenciaciones…

          En todo caso, pretende, por lo común, fuerte exaltación lírica de la naturaleza. A veces aporta a estos óleos leve incorporación matérica. Los paisajes acuáticos, como la captación floral en el bodegón, reclaman especial atención.

          Y en la variedad muy empeñada -y siempre difícil- de la figura proyecta indudable oficio. En todas ellas. Desde el esbozado perfil femenino a la consistencia grupal. Así con buen ejemplo en el óleo “Los abuelos” o el de “Viendo pasar la vida”, muestra el autor suelta destreza y posibilidades en auge.”

          La muestra podrá visitarse hasta el 5 de mayo

Pieza del mes abril 2013: octavilla entrada solemne de la Virgen de las Nieves (1954)

Dentro de la heredad de Monte Oitero, adquirida en 1859 por la sociedad constituida por los hermanos José Joaquín y Feliberto Mira Perera se alza la huerta de la Alcaraviza y, próxima a ella, la ermita de la Virgen de las Nieves, construida, según Victoriano Parra en su Ensayo Histórico de Olivenza, en 1834, a expensas de devotos, con objeto de dar culto a la Virgen de las Nieves, por la protección que dispensó al pequeño Joaquín quien, perdido y de noche, buscó refugio en un pequeño cerro, donde hoy se alza la ermita, y allí “se le apareció una señora vestida de blanco con manto azul, quien lo protegió de los copos de nieve que caían (“La leyenda de la Virgen de las Nieves” de Mª Dolores Mira Bertrand, en Olivenza: Antología Esencial). Según Mira Bertrand, dicha imagen, que se adoraba en la iglesia del convento de San Francisco, había desaparecido de su altar, siendo hallada, al día siguiente de ocurrir el hecho, en el mismo lugar donde se encontró a Joaquín. Por las referencias de Mira Bertrand, la imagen de la Virgen de las Nieves estaría en la iglesia del convento mencionado y de aquí se desplazaría a su ermita una vez construida.

Reverso octavilla

El documento que se presenta como pieza del mes mide 15,50 x 10,50 cm. y alude al año mariano de 1954. Con él se pretende rescatar el culto a esta imagen, asentándola por espacio de dos meses, en la recién inaugurada capilla de las Escuelas Parroquiales del Sagrado Corazón. Es por ello que, según consta en el anverso, se anima a todos los oliventinos a recibirla en el patio de las Escuelas y, de ahí, trasladarla a su capilla, donde estaría por espacio de dos meses, hasta el 13 de junio que se devuelve a su ermita. En el reverso, figuran dos composiciones de Teófilo Borrallo Gil: Coplas a la Virgencita de las nieves y A Nuestra Señora de las Nieves.

 

          Para fomentar su devoción, se organizó, a finales de mayo, una magna procesión con los pasos de La Milagrosa, La Inmaculada, La Virgen de Lourdes, imagen del Inmaculado Corazón de María, La Virgen de Fátima con los tres pastorcitos y un cordero, La Virgen del Tránsito y, por último, La Virgen de las Nieves.

          El documento fue donado en 1996 por José Jaime Vega González.