Exposición de fotografías del Convento de Santa Ana de Badajoz

Hasta el 18 de noviembre , en el pasillo de la planta alta del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, se podrá visitar una colección de fotografías del Convento de Santa Ana, de Badajoz, que sirven para conmemorar el V centenario de su fundación (1518-2018), así como para darlo a conocer.

Desde la segunda mitad de junio, hasta primeros de octubre, durante dos sábados al mes, el convento ha abierto sus puertas a un grupo reducido de visitantes.

Dicho convento, ubicado en la Avenida Joaquín Costa nº 16, fue fundado en 1518 por Leonor Lasso de la Vega y Figueroa, hija del embajador de los Reyes Católicos en Italia, profesando sus religiosas la regla de Santa Clara.

En su iglesia se honra la imagen de Nuestra Señora de las Virtudes y del Buen Suceso.

En 1580, la reina Ana de Austria, esposa de Felipe II, quien se dirigía a la coronación de su esposo, en Lisboa, enferma y fallece en Badajoz, siendo enterrada en el coro del convento. Sus restos serían, posteriormente, trasladados a El Escorial, quedando en el lugar citado las entrañas de una criatura de 5 meses, pues se encontraba embarazada.

Carlos III le otorgó el título de Real Monasterio, reconociéndole todos los honores y privilegios que acostumbraba a dar la Casa Real.

El Monasterio destaca por sus contrafuertes y la torre del campanario. En su interior se puede admirar su claustro mudéjar, decorado con pinturas al fresco de finales del XVIII, así como numerosas esculturas, orfebrería, bordados, pinturas y mobiliario de diferentes siglos.

Su importancia le ha llevado a ser declarado Bien de Interés Cultural.

Quienes no hayan podido visitarlo, ahora tienen una nueva oportunidad de conocerlo mejor a través de la treintena de fotografías que se exponen. Todas ellas se encuentran a la venta con el único fin de hacer frente a las necesidades que deben afrontar las monjas que lo habitan.

Para más información pueden visitar la web Clarisas Santa Ana