Dos museos unidos por la exposición “Alfarerías extinguidas”

El Museo de Alfarería de Salvatierra de los Barros y el Etnográfico “González Santana” de Olivenza organizan conjuntamente la exposición Alfarerías Extinguidas que presenta una selección de cien piezas de variada tipología pertenecientes, en su mayoría, a la colección del ceramólogo salvaterreño José Luis Naharro.

La muestra ofrece una visión panorámica de la alfarería tradicional española tratando de explicar cómo los profundos cambios en la demanda, la llegada de nuevos materiales y las novedades técnicas producidas en los menajes han provocado una profunda transformación en la alfarería de uso que se traduce, en unos casos, en la extinción de un buen número de centros productores y, en otros, en la desaparición de formas y tipos cerámicos que han perdido su funcionalidad en el momento actual.

La exposición pretende, al tiempo, poner en valor el trabajo en red de dos museos que entienden la importancia de colaborar para dar a conocer materiales que contribuyen a difundir los recursos culturales de nuestra región.

La exposición se inaugurará el 21 de septiembre de 2018 y será clausurada el 18 de noviembre próximo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Daniel Silva Cortés presentó su libro “El Gorrión Blanco” con OliExcénicas Teatro

El jueves 20 de septiembre, a las 21,30 HORAS, en el Patio de Armas del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza tuvo lugar el acto de presentación y firma de ejemplares del libro El gorrión blanco de Daniel Silva Cortés, tras la suspensión el pasado viernes 14 por inclemencias meteorológicas.

Daniel Silva Cortés nació en Olivenza en enero de 1988. Estudió Diseño y Producción Editorial y actualmente está finalizando Filología Hispánica. Desde joven sintió pasión e inquietud por la creación literaria, terminando su primera novela a la edad de quince años. El gorrión blanco es su primera obra publicada y fue elaborada tras varios procesos de reescritura entre 2011 y 2018.

Iván Rosado, gerente de la empresa pacense Códice, Gestión de la Información, la describió como un beligerante viaje hacia lo más recóndito del inconsciente, una búsqueda de la verdad, una exploración de las miserias y las bondades del ser humano, un universo onírico de abstractos escenarios y personajes subyacentes que atrapan al lector y le invitan a una lectura reflexiva.

En líneas generales, se trata de un thriller con ingredientes psicológicos sabiamente integrados y que ampara una historia de amor bizantina, a su vez enmarcada en un cuadro de ética y crecimiento personal y espiritual. Autores como Espronceda, Bécquer, Coronado o Unamuno son algunas inspiraciones del escritor.

La presentación contará con la colaboración del grupo de teatro local Oliexcénicas. No será una presentación al uso, sino una sutil expansión teatral de los elementos de metaliteratura presentes en el relato.

Una encorchadora manual, Pieza del Mes de septiembre 2018

El vino es una de las bebidas más antiguas que se conocen. Su historia es paralela a la historia de la humanidad. Son muchos los pasajes de la historia en los que el vino se representa como protagonista de eventos importantes.

El primer paso para la vinificación es la vendimia, o recolección de la uva, que resulta ser un proceso delicado ya que tiene que pasar el menor tiempo posible desde su recolección hasta su elaboración. Una vez recogida la uva pasa por una serie de fases como el despalillado, estrujado, primera fermentación y maceración, segunda fermentación o fermentación maloláctica, trasiego, clarificación y filtración, crianza, embotellado y etiquetado.

El embotellado consta de un conjunto de operaciones para el acondicionamiento final del vino con el objeto de realizar su expedición y venta final al consumidor. Uno de los aspectos más importantes es el taponado y encapsulado.

Hace algunos años, en bodegas pequeñas, donde el proceso de embotellado era manual o poco profesional, para insertar el corcho se usaba una encorchadora como la que muestra el Museo. Se trata de una pieza de madera de sección circular con el interior hueco, con una cámara conectada a una barra de madera que se encuentra en la parte superior.

Para su uso se pone en contacto la pieza con el cuello de la botella y se dispone un tapón de corcho en el interior de la cámara, para que, ejerciendo presión o golpeando la barra de madera, introduzca el tapón en la boca de la botella. Para facilitar el proceso se podía remojar el tapón en agua caliente o en líquido, preferentemente vino.

Esta pieza forma parte de los Fondos Antiguos del Museo.

 

El cantautor extremeño Luis Pastor presentó su último libro en nuestro Patio de Armas

El cantautor extremeño Luis Pastor presentó su último libro  Qué fue de los cantautores. Memorias en verso en el Patio de Armas del Museo de Olivenza el domingo 2 de septiembre.

Luis Pastor en Fundación CB (foto Aida Hagag)

Luis Pastor (Berzocana, 1952) llegó a Madrid a principios de los sesenta, instalándose con su familia en el barrio de Vallecas. Desde pequeño tuvo vocación de cantante. A los catorce años, dejó el colegio y entró a trabajar de botones en una compañía de seguros. A los dieciséis años compró su primera guitarra. A los diecisiete escuchó un disco de Paco Ibáñez y descubrió la poesía.

Comenzó cantando en la iglesia de su barrio, en centros juveniles, en casas particulares y reuniones de amigos, en locales que llenaba a pesar de su precariedad, hasta labrarse una sólida carrera como cantautor desde sus comienzos en 1972 a la actualidad.

Luis compagina sus conciertos en directo con el trabajo de compositor para artistas como la desaparecida Cesária Évora, Juan Valderrama, Gala Évora, Jarcha o Carmen Linares.

¿Qué fue de los cantautores? Memorias en verso, coeditado por Capitán Swing y Nórdica, es un repaso autobiográfico rimado por la vida de Pastor desde la niñez en su pueblo natal hasta su etapa más actual, pasando por la llegada a Madrid y su aterrizaje en Vallecas, la época dorada de la canción protesta, el supuesto olvido al que la relegaron los años de la movida y el pop y su renacer de la mano de una nueva generación de cantautores.

El poeta y cantautor extremeño, además de presentar el libro, recitó algunos poemas y repasará algunos de sus temas más populares acompañado por Lourdes Guerra y la oliventina Raquel Sandes Antúnez.

El artista Pedro Castaño Gallardo impartió una master class en el Patio de Armas

En la mañana del viernes 31 de agosto  de 2018 y como actividad paralela a la celebración de su exposición Mar y Tierra, el pintor y escultor extremeño Pedro Castaño Gallardo impartió en el Patio de Armas del  Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza una master class dirigida tanto a artistas locales como a cualquier interesado-a en conocer las técnicas de este pintor y escultor extremeño, tanto en pintura al óleo como en acuarela.

Aunque afincado en Cataluña, Pedro Castaño Gallardo nació en la localidad de Hornachos (Badajoz) en 1950. Descubrió desde bien pequeño sus dotes para la pintura y con el tiempo, también para la escultura.

Sus obras son un homenaje a la tierra que lo vio nacer, al campo extremeño, a sus habitantes; también al lugar al que emigró, donde el Mediterráneo acapara buena parte de su temática. En ellas pone su acento en el color y la luz, cargándolas de emoción.

Ha expuesto en numerosos museos y galerías, a la vez que participado en múltiples concursos y certámenes. Su obra se encuentra distribuida por diferentes puntos de Extremadura, Cataluña, otras comunidades de España, Francia e incluso China.

El objetivo de esta actividad, organizada en colaboración con el Espacio para la Creación Joven (ECJ Olivenza) no ha sido otro que el contacto directo entre creadores compartiendo espacio y experiencias para que, de manera natural, surjan sinergias provechosas para los-as participantes.

La exposición itinerante ‘Diez años de Pieza del Mes …’ viaja a Monsaraz

La bella localidad de Monsaraz albergará la exposición entre el 18 de julio y el 7 de octubre de 2018

El sábado 18 de agosto tuvo lugar el acto inaugural de la exposición Diez años de la pieza del mes, en la iglesia de Santiago-Galería de Arte,

Iglesia de Santiago – Galería de Arte

situada en Monsaraz, localidad portuguesa que visita esta muestra itinerante por invitación de la Câmara Municipal de Reguengos de Monsaraz como parte de la bienal cultural Monsaraz: Museu aberto: paisagem cultural, que celebra este año su tercera década.

Basada en la monografía homónima editada en 2014 por la Diputación de Badajoz y cuya autoría comparten Miguel Ángel Vallecillo TeodoroMaría Teresa Plaza Núñez y Luisa González Méndez, la exposición, organizada en 2016 con motivo del 25º aniversario de la inauguración oficial del Museo, recoge una selección del contenido de la publicación.

A lo largo del recorrido se ponen a disposición del visitante  fotografías, fichas técnicas y datos documentales de todas las piezas que el Museo ha ido mostrando entre 2004 y 2013 para dar a conocer fondos de sus colecciones que, por hallarse ubicados en el almacén o en un segundo plano en las salas de exposición, son de difícil acceso para el visitante.

Diez años de Pieza del Mes refleja la heterogeneidad de los fondos custodiados en el Museo, proporcionando información puntual sobre cada objeto como su origen en el tiempo, sus características técnicas o datos sobre la persona que, en su caso, lo donó.

Se exhibirán un total de 42 piezas representativas de las 120 que aparecen en el catálogo, acompañadas de su pertinente explicación.

Convertida en muestra itinerante, esta actividad pretende dar a conocer el vasto patrimonio que acoge nuestro Museo, un homenaje a nuestros antepasados y estrechar lazos culturales con otras localidades españolas y portuguesas.

La exposición podrá visitarse hasta el 7 de octubre de 2018.

Un hierro de marcar, Pieza del Mes de agosto 2018

Desde que el hombre primitivo comenzó a domesticar los animales, sintió la necesidad de marcar el ganado, como distintivo o identificación de pertenencia, para distinguirlos de los de sus vecinos, en caso de que se mezclase, y por evitar el robo.

Hoy en día existen dos razones básicas por las que se debe marcar el ganado, una es para que el dueño lo identifique y la otra es controlar la productividad de las reses. Las marcas están reglamentadas por  ley y deben registrarse.

La marcación a fuego es el método más común y para ello se utiliza un instrumento llamado hierro que se calienta al rojo vivo y se presiona en el ganado.

Uno ejemplo de ellos es el que muestra el Museo. Consta de un mango de madera para evitar la transferencia de temperaturas, permaneciendo frío mientras que el hierro está candente. En el extremo opuesto aparecen las iniciales AV.

Por lo general, esta marca consistía en las iniciales del propietario, aunque no siempre es así, pues, a veces, se recurre al nombre de la finca, a algún juego de palabras con el nombre y/o apellido del ganadero, etc. En caso de que el ganadero pertenezca a la nobleza, puede cargarla con la corona correspondiente a su título; si se trata de ganaderías vinculadas a la Iglesia, con una cruz. Estas dos figuras, corona y cruz, no obstante, son empleadas por ganaderos que no cumplen tal condición, bien porque les guste, bien por alguna relación por lejana que sea, con las normas citadas.

El animal ha de estar inmovilizado y la aplicación debe durar poco tiempo siendo la mejor zona de marcación la que posee una adecuada masa muscular.

El sistema de marcar el ganado, además de que debe ser un método cómodo y fácil, debe ser no dañino para el animal, claro y fácil de identificar, perdurable en el tiempo, difícil de falsificar, marca única y de dimensiones apropiadas, no más de 10 cm.

Esta pieza fue donada al Museo por Francisco González Santana.

“La Encina” conmemora su 75º aniversario con una exposición en el Museo

El viernes 27 de julio a las 20,00 horas, en la Planta Alta del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza tuvo lugar el acto inaugural de la exposición La Encina: 75 Años de Folklore, organizada  por la asociación de coros y danzas con la colaboración del Museo Etnográfico Extremeño González Santana y Mariano Fernández López.

“La Encina” durante una actuación de antaño

A través de diferentes paneles, indumentaria, documentos, objetos, enseres, imágenes y anécdotas de los viajes, se recorrerá la dilatada trayectoria de este grupo fundado en 1943 por Antonio González Martínez (maestro Mantequiña) y Encarnación Ramallo de la Granja, y que a lo largo de los años se ha convertido en embajador de la cultura y folklore oliventinos por toda la geografía regional y nacional, además de visitar países como México, Turquía, Argentina, Italia y Oriente Medio.

Como parte del programa de actos conmemorativos, el 4 de agosto, el Grupo de Coros y Danzas La Encina organiza la X edición del Festival Choni Ramallo.  

La muestra permanecerá abierta en el horario habitual de Museo hasta el próximo 9 de septiembre.

El personal del Museo recibe un curso sobre emergencias médicas y manejo de desfibriladores

El martes 26 de junio, y dentro del plan de formación contemplado para 2018,  el personal al servicio del Museo asistió al curso Primeros Auxilios con RCP y DEA, impartido por el enfermero Iván J. Reino Cantero, del Servicio de Prevención CUALTIS.

Durante su desarrollo se han transmitido las habilidades básicas que permiten salvar una vida o evitar lesiones, analizándose los conceptos básicos de primeros auxilios y los distintos tipos de emergencias médicas. Tras las base teórica, se realizaron demostraciones prácticas de reanimación cardiopulmonar y uso de desfibrilador, con atención especial al tratamiento de niños y lactantes. Esta primera atención de la parada cardiaca hasta el momento de la llegada de los equipos especializados puede ser determinante a la hora de salvar vidas.

Con esta acción formativa el Museo quiere anticiparse a la implantación obligatoria de desfibriladores en lugares de pública concurrencia, mejorando también la seguridad de sus visitantes.

 

Una exposición documenta la restauración de dos tablas renacentistas portuguesas

Estados inicial y final de la tabla “La Resurrección de Lázaro”

El  jueves 28 de junio a las 20:00 h. en la Sala de Usos Múltiples del Museo de Olivenza tuvo lugar el acto inaugural de la exposición Tablas Renacentistas: crónica de una restauración.

La muestra trata de documentar el proceso de recuperación de dos pinturas La Resurrección de Lázaro y El Tránsito de la Magdalena, propiedad del Arzobispado de Mérida-Badajoz en depósito en el Museo de Olivenza desde 1991.

Según la opinión de algunos expertos, fueron ejecutadas entre los años 1545 y 1550, y son atribuibles al artista luso Gregório Lopes, pintor de cámara de los reyes portugueses D. Manuel I y D. João III.

Estados inicial y final de ‘El Tránsito de la Magdalena”

Ambas tablas se encontraban en muy mal estado de conservación debido al deterioro provocado por el paso del tiempo y a los cambios de humedad y temperatura.

La restauración, financiada íntegramente por la Junta de Extremadura, con el visto bueno del Arzobispado, fue encargada al taller de restauración de Enrique Moraza Molina en Jerez de la Frontera (Cádiz). En el proceso, que se ha llevado a cabo entre septiembre de 2017 y enero de 2018, ha participado el pacense Isaac Navarrete Álvarez, que ha devuelto su esplendor a varios retablos e imágenes de Extremadura.

Las tablas se exhibirán junto a imágenes y textos explicativos de las distintas etapas seguidas en su recuperación, que comprenden operaciones como determinación de alteraciones, análisis con luz ultravioleta, limpieza, fijación y reintegración.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el domingo 16 de septiembre.