Pieza del mes

Sierra de calar, Pieza del Mes diciembre 2005

0 65

Los  trabajadores  de la madera han recibido  el nombre genérico de carpinteros. Pero  había muchas especialidades: la carpintería   monóxila  es quizás la más primitiva. El artesano no tenía conciencia de estar desempeñando un oficio, sino de cubrir sus propias necesidades con la materia y las herramientas que posee más a mano. Así se mencionan  al  carpintero de obra basta, encargado de  realizar las herramientas del campo; al de carretería, constructor de carros; al de ribera, dedicado a la construcción de embarcaciones; al de tonelería  para confeccionar  toneles; al de taller,  fabricante de  objetos de madera a partir de piezas encajadas o ensambladas entre sí; al  de armar con la finalidad de hacer grandes estructuras, sobre todo techos y tejados.

Las maderas más comunes eran: nogal, roble, pino, haya, encina y chopo. La obra basta utilizaba las maderas de encina, álamo negro y fresno;  la carpintería de taller o ebanistería  solía emplear el pino, que se traía de Galicia y Portugal,  el nogal,  propio de las huertas  cercanas a nuestra localidad, y  el chopo, que se localizaba junto a  los regatos. Estas maderas las llevaban los carpinteros de Olivenza a los aserraderos en Badajoz, pues no disponían de la herramienta necesaria para cortarlas.

Las  sierras son  herramientas que constan  de una hoja o un disco con dientes y sirven para cortar. La historia de las sierras de carpintería se remonta a  más de 4000 años. Con el paso del tiempo, se han ido mejorando los materiales, los diseños, y ha surgido la especialización según el tipo de corte(rápido, recto, curvo, de precisión, etc). Debido a la forma de los dientes, casi todas las sierras cortan en un solo sentido, por lo que provocan un corte perfecto en una cara y otro no tanto en la otra.

La sierra de marquetería o de calar  que se exhibe era de fabricación propia y fue donada por la Escuela de Artes y Oficio Adelardo Covarsí de Badajoz..  Se fabricó  con unos listones de madera de pino rojo o de Suecia y se le acoplaron unos  muelles. En el centro de los listones se coloca la sierra  accionada mediante un pedal. Producía un corte por fricción con continuos movimientos de vaivén sobre la madera. Con ella se realizaban  peanas, repisas, la parte calada del macetero, trabajos de taraceado para ir incrustando  en las diferentes partes del mueble etc.

La sierra de calar cayó en desuso en los años 60 al disminuir  la demanda de sus productos con la fabricación de los muebles en serie.

Sobre el autor / 

Administrador

Dejar una respuesta

Debes estar registrado para comentar.

Síguenos en:

Suscríbete:

Manténgase al día con las últimas noticias y actividades del museo, ¡Inscríbete hoy!