Pieza del mes

Una revista “La Codorniz” (1953), Pieza del Mes septiembre 2009

0 66

La revista La Codorniz ha sido, sin duda, el semanario de humor de más fama y repercusión del s. XX. Apareció el 8 de junio de 1941, con un formato de 26×35 cm., con 24 páginas impresas a dos colores, y al precio de 50 centimos.

Se autoproclama La revista más audaz para el lector más inteligente, y posteriormente Decana de la prensa humorística.

Fue fundada por Miguel Mihura, aunque su sucesor en la dirección, en 1944, fue el escritor Álvaro de la Iglesia.

Durante su primera época (1941-1944) su humorismo innovador, surrealista, absurdo y desconcertante provocó irritación y entusiasmo irreprimible por partes iguales.

Con Álvaro de la Iglesia, a partir del nº 148, se inició la etapa más fecunda de la publicación. Aumentó su tamaño a 28x38cm. Nombró su segundo a Fernando Perdiguero, incorporó un nuevo plantel de dibujantes integrado por Nácher, Goñi, Mingote, Gila, Tilu, Chumy Chúmez. Aumentó el equipo de escritores dando entrada a Rafael Azcona, Ángel Palomino, Rafael Castellano, Evaristo Acevedo, Óscar Pin, Alfonso Sánchez y la Baronesa Alberta, y fue creando secciones de fuerte impacto.

La Codorniz, que había tenido tiradas de 35.000 ejemplares con Mihura, se estabilizó en los 80.000 semanales, mientras que los extraordinarios mensuales llegaron a superar los 250.000.

Tuvo varios problemas con la censura y sufrió numerosas multas, apercibimientos, y, de modo irremediable, suspensiones en 1973 y 1975.

Lo compacto del equipo que siempre andaba ensayando nuevas fórmulas, la arrolladora personalidad periodística y pública de su director y la firme mano de Perdiguero en la sombra, dieron a la revista una estabilidad en el éxito que había de prolongarse hasta la muerte de éste, en 1970.

Era una revista que solían leer asiduamente personas intelectuales, unas veces en los casinos y otras en su domicilio por haberse suscrito a la misma.

En 1977, después de 33 años al frente de La Codorniz, Álvaro de la Iglesia fue cesado por los mismos que lo habían nombrado en 1944. La dirección de la revista recae en Miguel Ángel Flores, siendo su director espiritual Manuel Summers en compañía de Chumy Chúmez, que regresaba tras el cierre de Hermano Lobo.

Su nueva fórmula a base de destape y descaro nada tenía que ver con lo que antaño fuera el universo de la revista. Los lectores le volvieron la espalda, interrumpiéndose su salida un par de meses en 1978. Adoptó el formato de periódico. Se incorporaron nuevos dibujantes y periodistas.

Una nueva dirección llegó con Carlos Luís Álvarez “Cándido”. Pero La Codorniz abandonada por sus lectores, dejó de publicarse el 11 de diciembre de 1978 con el nº 1898.

La crítica del momento atribuyó el declive y desaparición de la revista a su falta de adaptación al cambio de la sociedad de su tiempo.

El Museo muestra un ejemplar de esta revista perteneciente a la segunda etapa, fechada en 1953, con número 585 y precio de 4 pesetas.

Sobre el autor / 

Administrador

Dejar una respuesta

Debes estar registrado para comentar.

Síguenos en:

Suscríbete:

Manténgase al día con las últimas noticias y actividades del museo, ¡Inscríbete hoy!