Archivo septiembre 2016

Taller sobre los gremios locales

El próximo 6 de octubre a las 18:00 h. en la Sala José María Gaitán Rebollo del Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza en colaboración con Limbo Cultura, José Joaquín Olivera García-Retamero impartirá un taller sobre los Gremios en Olivenza; a continuación se realizará una visita guiada a las calles gremiales de la localidad.

Resumen de la Jornada no farmacológica en enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

El pasado sábado, 24 de septiembre, en el convento de San Juan de Dios de Olivenza, organizada por CASER Residencial y Ayuntamiento de la localidad, quienes contaron con la colaboración del Museo Etnográfico Extremeño González Santana y Fundación Caja Badajoz, tuvo lugar la Jornada Terapia no farmacológica en enfermedad de Alzheimer y otras demencias, inauguradas por la Directora del SEPAD, Consolación Serrano García, Alcalde de Olivenza, Manuel J. González Andrade, y Director del centro CASER Residencial, Adolfo Portillo Campini.

Las ponencias corrieron a cargo de Manuel Isidro Guerrero, psicólogo, María de Mar Brito, fisioterapeuta, Serafina Martín, Terapeuta, todos ellos trabajadores del centro CASER de Olivenza, y Miguel Ángel Vallecillo Teodoro, Director del Museo mencionado. Se trataron temas relacionados sobre cómo debe afrontar la familia y cuidadores la situación, la importancia de la psicomotricidad y, por último, se dio a conocer el proyecto REMINISCENCIA, que CASER lleva a cabo, mensualmente, con el Museo.

Terminó la Jornada con una mesa redonda en la que algunos familiares contaron su experiencia y valoraron muy positivamente el proyecto REMINISCENCIA.

Esperamos que el próximo año vuelva a repetirse una Jornada como ésta, desahogo para familiares, y que ayuden a conocer otras experiencias de terapia no farmacológica.

 

 

El Museo participó en “El árbol de los recuerdos” 2016

Museo Etnográfico. "González Santana". Olivenza. Extremadura.

Fotografías colgadas en la actividad “El árbol de los recuerdos” organizado por Caser Residencial en las que colabora el Museo de Olivenza

El miércoles 21 de septiembre de 2016, celebración del Día Mundial del Alzhéimer, el centro Caser Residencial de Olivenza, en colaboración con el Ayuntamiento, llevó a cabo la actividad de concienciación social El Árbol de los Recuerdos para la que se solicitó la colaboración de la población oliventina, tanto a nivel individual como colectivo.

Con el objetivo de dar visibilidad a esta enfermedad neurodegenerativa que, según Caser Residencial, afecta cada vez a más personas, en la Plaza de la Constitución (puerta del Ayuntamiento de Olivenza) se dispusieron árboles para que la ciudadanía colgase recuerdos como símbolo a todos los enfermos y enfermas de Alzheimer.

Los árboles estuvieron instalados de 10:30 a 12:00 horas  y todas las personas que quisieron participar en la actividad pudieron llevar en ese horario fotografías, cartas, frases o dibujos, entre otras cosas, que se colocaron a modo de recuerdos.

El Museo de Olivenza no quiso perderse esta cita solidaria, y contribuyó colgando fotografías de los talleres llevados a cabo dentro del Proyecto Reminiscencia, que viene llevando a cabo en colaboración con CASER RESIDENCIAL desde 2013, y, aprovechando la celebración del 25º Aniversario de su inauguración oficial, copias de recortes de prensa y octavillas editadas en los años 80

El sistema defensivo de Olivenza descrito a través de una conferencia

 A Defesa das Portas es un proyecto llevado a cabo por la Asociación Limbo Cultura de Olivenza entre el 9 y el 18 de septiembre de 2016 que contempló la celebración de una serie de actividades para conmemorar la defensa de la Puerta del Calvario por mujeres oliventinas el 17 de septiembre de 1641 durante la Guerra de Restauración Portuguesa.

El programa incluía la impartición el 15 de septiembre de la conferencia titulada La fortificación abaluartada de Olivenza, apuntes para la interpretación de una plaza fuerte, por Juan Manuel Vázquez Ferrera, técnico superior de proyectos de la Junta de Extremadura, en la que se describió de forma sencilla y amena la estructura del sistema defensivo de la localidad. Esta fortificación, cuarto cinturón de murallas de la ciudad,  fue un importante bastión en la frontera hispano portuguesa y sufrió varios asedios durante la Guerra de Restauración. Fue construida por los ingenieros Cosmander y Gilot. Tras la paz que siguió a las guerras peninsulares la fortificación fue progresivamente abandonada. Aún se conservan parte de los nueve baluartes originales, alguno de ellos destinado hoy en día a usos como plaza de toros o auditorio al aire libre. Poseía tres puestas de la que sólo se conserva precisamente  la del Calvario

El Museo de Olivenza participó en una jornada sobre el Alzhéimer

El 24 de septiembre tuvo lugar en el Convento de San Juan de Dios de Olivenza la Jornada Terapia no farmacológica en enfermedad de Alzhéimer y otras demencias, organizada por CASER Residencial  Olivenza con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, la Fundación Caja Badajoz y el Museo Etnográfico Extremeño González Santana.

La jornada, que fue inaugurada por el Alcalde, Manuel J. González Andrade, la Directora Gerente del SEPAD Consolación Serrano García y Adolfo Portillo Campini, Director de CASER Residencial Olivenza, contó en su programa con dos conferencias: una sobre Alzhéimer y familia, impartida por el psicólogo Manuel Isidro Guerrero y otra titulada Reeducación psicomotriz y Alzhéimer: intervención en fisioterapia, por la fisioterapeuta María del Mar Brito Caldera.

Se organizaron, además, dos mesas redondas: una sobre estimulación sensorial, basal en demencias graves y otra sobre el proyecto Reminiscencia, a cargo de la terapeuta ocupacional Serafina Martín Cruz y el Director del Museo Miguel Ángel Vallecillo Teodoro.

Durante el desarrollo de esta última mesa se expusieron los beneficios que tanto para residentes como para familiares y profesionales ha reportado esta actividad, fruto del convenio firmado entre el Museo y CASER Residencial en 2013 y que consiste en la estimulación de los recuerdos vividos a través del contacto directo con piezas de las colecciones del Museo, organizadas por bloques temáticos y talleres impartidos altruistamente por artesanos-as de la comarca.

Con la puesta en marcha y el éxito de Reminiscencia a lo largo de sus tres años de funcionamiento, se ha reforzado la vocación social del Museo y su implicación con otras entidades y particulares del entorno.

 

 

El V Certamen de Pintura Rápida “Juan Leyva Palma” se celebrará el 8 de octubre

La V edición del Certamen de Pintura Rápida Juan Leyva Palma se celebrará el 8 de octubre en Olivenza con la abstracción surgida de la contemplación de paisajes y alrededores de la ciudad como temática principal.

Cartel V Certamen Pintura de pintura rápida al aire libre Juan Leyva Palma

Cartel de la edición 2016

Así consta en las bases de participación del concurso que ha elaborado la familia del desaparecido pintor que da nombre al mismo, en colaboración con la Concejalía de Cultura, Turismo y Participación Ciudadana del Ayuntamiento y el Museo Etnográfico Extremeño González Santana.

En la actividad podrán tomar parte artistas que tengan cumplido los 16 años quienes tendrán que presentar una única obra artística sobre la temática establecida, siendo libre el formato, la técnica y el estilo empleado para su elaboración.

También, el soporte será elección de los y las participantes que se sellará entre las 10:00 y las 10:30 horas en el Museo Etnográfico el día de celebración del concurso, al que deberán acudir provistos del material plástico necesario incluido un caballete para la elaboración y muestra de los trabajos.

Las pinturas se entregarán sin firmar entre las 17:00 y las 17:30 horas en la capilla del Convento San Juan de Dios, donde se expondrán para su valoración por parte de un jurado profesional que estará formado por los artistas plásticos Inmaculada Leyva, Sebastián García y Augusto Andrade, quienes contarán con Nuria Leyva, organizadora del evento, como segunda opinión si fuera necesario o para sustituirles si alguno de ellos tuvieran que ausentarse.

El fallo del jurado se dará a conocer a las 19:30 horas y  los premios que se entregarán serán 500 euros más un trofeo, al primero, 300 euros, segundo, y 200 euros, tercero. El resto de obras serán reconocidas con un diploma de participación en el concurso.

Las obras galardonadas, que serán firmadas por sus autores al final del acto, se enmarcarán y serán expuestas durante un año en las dependencias del Ayuntamiento de Olivenza. Transcurrido ese periodo de exposición, pasarán a formar parte de la pinacoteca del Museo Etnográfico González Santana.

Las inscripciones para el V certamen de pintura rápida al aire libre Juan Leyva Palma se podrán realizar del 1 de septiembre al 7 de octubre en el museo oliventino, llamando al teléfono 924 49 02 22 en horario de 09:00 a 14:00 horas.

Bases V Certamen de Pintura Rápida Juan Leyva Palm

 

Pieza del Mes septiembre 2016: ventosa

Hipócrates, médico de la Antigua Grecia, entendía que la salud era el equilibrio de los cuatro humores: sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra, originados en corazón, bazo, hígado y cerebro respectivamente. La armonía de ellos constituía la buena salud y su desequilibrio provocaba la enfermedad.

Si se producía en el cuerpo un exceso de estos humores, entonces se procedía a la extracción a través de las sangrías, ya que para curarlo había que restablecer la cantidad exacta de sangre en el cuerpo. Sacando la sangre se saca la enfermedad era el lema de los médicos. Todo el mundo fue sangrado, desde pobre hasta Reyes, pues la doctrina humoral pervivió por los siglos.

Existían diversos métodos de realizar sangrías: mediante un simple corte con una lanceta, por la succión de una sanguijuela o de ventosas, etc.

La utilización de sanguijuelas fue muy utilizada pero como técnica alternativa a ellas se desarrolló el sistema de succión por ventosas, cuyo origen como técnica curativa se pierde en la antigüedad, comenzando desde el gesto de chupar sobre la picadura de algún bicho o la aplicación de cuernos huecos de animales hasta las actuales técnicas de gran precisión.

La mecánica de su acción siempre es la misma: producir el vacío en su interior mediante la extracción del aire, para que así se logre el objetivo básico de la succión.

Las ventosas utilizadas en las sangrías podían emplearse de dos maneras: secas y escarificadas. La escarificada buscaba producir un sangrado que aliviara la abundancia de sangre del sistema circulatorio y el escarificador servía para provocar una sangría local y controlada. Primero se aplicaba la ventosa seca y después, cuando la piel estaba congestionada, se practicaban las incisiones. Posteriormente se volvía a colocar el vaso hasta llenar parte de él. Tras unos momentos se retiraba la ventosa y se lavaba la piel.

El Museo expone este mes un objeto para este tipo de prácticas. Se trata de una ventosa de cristal con forma de vaso, con una apertura de 5 cms de diámetro. Para su utilización se introducía en ella un trocito de algodón empapado en alcohol, se le prendía fuego e inmediatamente después se colocaba sobre la zona de piel a tratar, haciéndose un vacío en el interior que la adhería a la zona afectada.

Los barberos, en la antigüedad, además de ser hábiles en el manejo de la navaja, realizaban sangrías y aplicaban ventosas, prácticas consideradas de cirugía menor.

Durante el siglo XIX, a pesar de que ya no estaban autorizados legalmente a hacerlas, en muchos lugares todavía seguían practicando sangrías y extracciones dentales, especialmente en los lugares donde no había profesionales de la medicina cerca. Es a partir de 1850 cuando esta costumbre desapareció totalmente y la profesión de barbero volvió a basarse solamente en el cabello y afeitado.

Esta pieza fue donada al Museo por Francisco González Santana en 2011.